Hoy una versión de la famosa tarta sueca Prinsesstårta.....



A veces es duro tener un blog, a veces tienes guardada una receta que te encanta y cuando por fin te decides a hacerla, ves que todo está saliendo fatal... y dan ganas de llorar...., bueno, eso después de haber soltado una serie de palabras no muy bonitas...por lo menos en mi caso...., menos mal que estaba sola, si no.... La historia de estos cupcakes tiene tela, en realidad no tienen nada que hacer ni hornear, ya que he usado magdalenas ya hechas, natillas, mermelada y poco mas..... Lo "bonito" es la cobertura, una cobertura de mazapán que debería quedar lisa y redondita como el Centro Niemeyer de mi Avilés querido.....
Con las cantidades que pongo hice 3 cupcakes, la verdad es que el proceso fue algo complicado, cuando hice los dos primeros y ya estaba decidida a no publicar esta entrada, pero me paré un poco a pensar y fue cuando se me encendió la lucecilla y pude conseguir "algo" más o menos decente. Y encima ahora que lo he probado, tengo una razón más para publicarlo, están buenísimos, lo único un poco complicado es la cobertura, ya que todo lo demás lo podemos usar ya preparado, y con un poco de técnica ni la cobertura se nos resistirá.


La foto en primer plano es hecha con la técnica que yo denomino.... "hazlo como puedas"...osea, a pulso, sufriendo y dándome cuenta que probablemente no iba a quedar como yo quería, la que se ve al fondo más redondita, fue el fruto de la desesperación y la cabezonería, utilicé un azucarero de molde y "monté" el pastelito al revés, así es mucho más fácil, volveré a probar porque como ya digo nos han gustado mucho estos pastelitos.

Ingredientes 
 (3 minitartas)
200gr de mazapán (100gr de azúcar glas+100gr de almendra molida+1/2 clara de huevo)
colorante en gel verde y rosa
3 magdalenas grandes
3 cucharaditas de mermelada de frambuesa
3 cucharaditas de natillas o crema pastelera
3 cucharaditas de almíbar (2 cucharaditas de azúcar+1 cucharadita de agua+1/2 cucharadita de coñac/ron)
150ml de nata para montar+1 cucharada de azúcar ó Nata en spray

Preparación
Lo primero que haremos es el almíbar, para ello ponemos los ingredientes en un bol y lo calentamos en el microondas a máxima potencia durante 1 minuto aproximadamente.

Preparamos las magdalenas, para ello, les cortamos la parte superior (el copete) dejándola plana, esa parte la podemos usar para otras preparaciones. La ponemos boca abajo y con un cuchillo de sierra cortamos una capa muy finita para quitarle la parte que ahora está arriba que sería la que antes estaba en contacto con el papel, está será la disposición final del cupcake. Una vez lista, cortamos horizontalmente en tres láminas iguales.

Como dije antes, tras mucho sufrir me di cuenta que era mejor hacer el montaje al revés, osea que así será como lo explique.

Preparamos el mazapán,  para ello ponemos la almendra y el azúcar en un bol y mezclamos bien, vamos añadiendo poco a poco la clara de huevo y amasando, puede ser que no la necesitemos toda, eso dependerá de la cantidad de aceite que vaya soltando la almendra al amasarla, cuando ya esté una masa suave, añadimos el colorante y amasamos bien hasta que esté bien integrado el color, tenemos que acordarnos de reservar un poco para hacer de color rosa.

Buscamos un cuenco que sea solo un poquito mayor que la magdalena y tenga forma esférica, yo por suerte encontré un azucarero que era más o menos lo que quería. Estiramos film de cocina, ponemos encima la tercera parte del mazapán de color verde, ponemos otra capa de film por encima y estiramos con el rodillo hasta dejar el mazapán muy fino. Con cuidado y sin quitar el film ponemos la capa de mazapán dentro del molde, quitamos la capa de film que queda de cara a nosotros y con los dedos vamos aplastando y estirando la masa por si queda alguna arruga, la idea es conseguir una cúpula lo más lisa y redondita posible, aprovechamos también para recortar los bordes de mazapán que sobre salgan del molde.

Yo utilicé nata para montar, pero tras la experiencia creo que sería mejor usar nata en spray, más cómodo por lo menos, cubrimos los laterales con un poco de nata, y justo en lo que será la parte superior dejamos una cucharadita de nata. Ahora montaremos el resto de la tarta, cogemos la parte superior de la magdalena y la ponemos con cuidado sobre la nata, echamos un poquito de almíbar, una cucharadita de crema y ponemos la siguiente capa de magdalena; echamos otro poquito de almíbar, una cucharadita de nata montada, una cucharadita de mermelada de frambuesa y tapamos con la última capa de magdalena que también le habremos echado un poco de almíbar. Si vemos que han quedado huecos vacíos por los laterales podemos rellenar con un poquito de nata, pero lo suyo es que la capa de mazapán se ajuste lo máximo posible a la magdalena, por eso es importante buscar el  molde adecuado, a no ser que se tenga más maña que yo y se sea capaz de hacerlo a mano.... ;)

Damos la vuelta a la tarta sobre un plato y con cuidado vamos tirando del film de cocina hasta que se deposite por completo en el plato, quitamos el film de cocina y decoramos con unas flores de mazapán rosa y una tira de mazapán verde alrededor de la base.

Inspiración: Princess Cupcakes_The Cookie Shop

Tallarines de Calabacín con Gambones y Gulas

Publicado por María Alonso 29 abril 2014 Etiquetas: 5 comentarios

¡Un auténtico descubrimiento....!


La verdad es que en cuanto vi los Tagliatelli de Ana en su blog, supe que tenía que hacerlos sí o sí, un acierto total, una manera nueva de comer verdurita, y sobre todo muy versátil.
Lo único complicado por llamarlo de alguna manera para hacer este plato es cortar el calabacín, y más que complicado es....un poco trabajoso, pero en unos 20/25 minutos tenía mis tallarines de calabacín listos para ir a la sartén, y aunque en algún momento "me estresé" un poco, el resultado merece muchísimo la pena.
Yo he sustituido las setas por gambones y gulas, pero si no nos gustan podemos acompañarlos con cualquier otro ingrediente, nosotros hemos pensado que incluso con una carbonara o una boloñesa estarían de muerte...

Ingredientes
(4 personas)
2 calabacines (880gr)
4 dientes de ajo
100gr de gulas en aceite
12 gambones pelados
1 chorrito de vino blanco
Sal, pimienta negra y Aceite de Oliva Virgen

Preparación
Lavamos los calabacines y sin pelarlos, los cortamos en lonchas a lo largo de medio centímetro aproximadamente, luego yo corté esas lonchas en tres trozos para conseguir que al menos dos de las tiras tuviesen el borde verde de la piel. Con un pelador cortamos las lonchas en tiras finas, consiguiendo unas cintas finas de calabacín, cuando veamos que se nos hace más difícil cortar con el pelador podemos utilizar un cuchillo para acabar.

Echar aceite en una sartén honda o en un wok y saltear los tallarines de calabacín a fuego fuerte durante unos 5 minutos, para que vayan soltando casi todo el agua, removiendo de vez en cuando para que no se doren demasiado y con cuidado para que se rompan lo  menos posible, lo ideal es que queden al dente. 

En otra sartén ponemos un poco de aceite y doramos los ajos en lonchitas, añadimos los gambones pelados, las gulas y un chorrito de vino blanco, le damos un hervor y reservamos. Si vemos que los calabacines han soltado mucho líquido los escurrimos un poco, ponemos otra vez a fuego fuerte, añadimos la mezcla de langostinos y gulas, salpimentamos y bajando el fuego a la mitad, los dejamos un par de minutos para que se mezclen bien los sabores. Lo dicho están buenísimos.....merece la pena probarlos...

Fuente: Tagliatelli de Calabacín Picantes_Viento y Bambú

Arroz con Leche de Arroz

Publicado por María Alonso 26 abril 2014 Etiquetas: , , 3 comentarios

¡Un clásico Asturiano versionado!....


En esta ocasión vuelvo a publicar una receta de arroz con leche, teniendo en cuenta que esta versión es con leche vegetal todavía me queda publicar el clásico.

Yo lo he hecho en un momentín, hay que desterrar la idea de estar haciéndolo removiendo sin parar para que no se pegue....el truco, por lo menos el mío....¡añadir el azúcar al final!, quizás todo el mundo lo haga así...jeje.., lo he hecho mientras limpiaba unos calamares...con eso lo digo todo...

Ingredientes
  (4 personas)
1l de Leche de Arroz
100gr de arroz redondo
6 ó 8 cucharadas de azúcar
1 rama de canela
corteza de medio limón
una pizca de sal

Preparación
Poner en una olla la leche a calentar con la corteza de limón y la rama de canela, cuando empiece a hervir añadimos el arroz, removemos y bajamos el fuego al 5 (cocina inducción), removemos de vez en cuando sobre todo al principio que es cuando los granos se pueden apelotonar un poco, yo cada 10 minutos revisaba a ver como iba la cosa, ya que dependiendo del tipo de arroz se hará antes o no...., a mitad de cocción añadí una pizca de sal.

Hay que tener cuidado que no quede muy seco, yo siempre "peco" de eso, pero esta vez lo retiré antes de lo que yo hubiese querido y luego espesó y quedó muy cremoso.... En total lo tuve 30 minutos, eso sí...siempre removiendo de vez en cuando y no perdiéndolo de vista....., cuando quedaban 2 minutos para quitarlo del fuego añadí el azúcar y removí para que se deshiciese bien, dejé un poquito sin dejar de remover y repartí el arroz en los cuencos. Dejar enfríar y listo..., en esta ocasión no lo requemé, más que nada porque se me olvidó, ahora mientras escribo me doy cuenta, jaja, para ello solamente tendríamos que espolvorear azúcar por encima y quemar con un soplete.

¡Descubriendo a Jamie Oliver!


Hay veces en la vida que ves cosas y no te llaman la atención, a mi me ha pasado con Jamie, la verdad es que lo había visto alguna vez, incluso tengo uno de sus primeros libros, pero nunca me había hecho ni fu-ni fa. Hace poco de casualidad vi uno de los programas de "En casa con Jamie Oliver" y me quedé enganchada, no se exactamente porque fue, pero verlo me relajó un montón, no será su orden, ni su manera de cocinar, más bien creo que fue mi estado de ánimo, no lo se, pero verle "tirar" los ingredientes y que todo quedase genial, tratar todo con tanta naturalidad, hizo que me quedase literalmente...¡hechizada!, eso sí, sin dejar de pensar en mi padre, que no le gusta que los cocineros manoseen tanto la comida, jeje, a pesar de todo me encantó, tanto que al día siguiente de verlo me fui corriendo a comprar unos espárragos para hacer esta tarta tan rica.

Ingredientes
 (molde 30x30cm)
 Base:
5 hojas de pasta filó
75gr de mantequilla sin sal 
 Relleno:
500gr de patatas
1 manojo de espárragos verdes
100gr de queso Cheddar
50gr de queso Parmesano
3 huevos
200ml de nata para cocinar
Sal, pimienta y nuez moscada

Preparación
Pelar la patata y cocer en agua salada hasta que esté lista. Lavar los espárragos, cortar los tallos doblando con la mano por la parte que se rompa, no usar el cuchillo. Cocer en agua salada 2 minutos.

Hacer un puré con la patata, bien con un pasa-puré, con un tenedor o con un machacador de patata, pero nunca con batidora. Añadir el queso rallado, los huevos batidos, la nata y las especias. Ir mezclando con movimientos envolventes hasta que esté todo bien integrado. Reservamos y preparamos el molde de la tarta.

Forramos el molde elegido con papel de horno, pintamos con mantequilla fundida y empezamos a formar la base de la tarta, para ello vamos poniendo hojas de pasta filó y pintándolas con mantequilla, así una tras otra hasta que hallamos pintado todas las hojas. Echamos la mezcla de relleno y ponemos los espárragos por encima, alternado las puntas de espárragos para que toquen puntas a todos. Horneamos a 175º durante 30 minutos. Dejamos reposar un poco y servimos, tanto en frío como en caliente está muy rica.

Fuente: Jamie Oliver

Salmón con Mostaza y Miel de Montaña

Publicado por María Alonso 21 abril 2014 Etiquetas: 9 comentarios

¡Rico, rico de verdad....!


Hay algunos alimentos que siempre los comemos igual, en casa gusta mucho el salmón, ya sea ahumado, fresco... Normalmente lo hacemos a la plancha, en marmitako y también en dados con una salsita de cebolla y eneldo...
Cuando compro salmón lo hago a lo grande, mi marido se ríe, pero para mi es toda una aventura, siempre lo compro entero o por mitades si el "bichaco" es muy grande, en este caso me pido la parte de arriba y eso sí....muy importante...¡no dejo que el pescadero lo toque!...me lo llevo enterito. Llego a casa y con paciencia saco los dos lomos no dejando medio salmón en la espina jeje, por eso lo hago, y luego con mis dos lomos limpios, saco mis pinzas de depilar y le quito todas las espinas, ahí es donde se rie mi marido.... Pero el gusto que da luego comer ese salmón no tiene precio....merece la pena el trabajito...
Pues como tenía unos lomos de salmón buenísimos listos para comer y quería probar algo nuevo, indagué un poquito por internet a ver si había alguna recetilla que me gustase y esto fue lo que encontré..... lo acompañamos con una tarta de patata y espárragos que tengo pendiente de publicar, si no con puré de patata también estaría genial, incluso con arroz blanco...

Ingredientes
 (4 personas)
4 lomos de salmón de ración
2 cucharadas de aceite de girasol
2 cucharadas de miel de Montaña
2 cucharadas de mostaza de Dijon
1 y1/2 cucharada de zumo de limón
1 cucharadita de ralladura de limón
Eneldo seco
Sal y pimienta negra
4 cucharadas de agua

Preparación
Poner en un bol la miel, la mostaza, el aceite, el zumo de limón y la ralladura y mezclar bien con unas varillas. Añadimos el eneldo, esto va a gustos, yo le he echado bastante, no estoy fija pero un par de cucharaditas mínimo, volvemos a batir y reservamos.

Ponemos los lomos de salmón en una fuente de horno con la piel hacia abajo y salpimentamos, lo cubrimos con el marinado y dejamos reposar durante al menos media hora. Yo para que se "empapasen" mejor del marinado les di la vuelta para que se pegase más a la carne. 

Precalentamos al horno a 200ºC, le damos la vuelta a los lomos de salmón y horneamos entre 5/10 minutos cerca del grill, el tiempo es orientativo, depende del grosor de los lomos de salmón y de la fuerza del horno. Los lomos que yo usé eran bastante gruesos, casi tres dedos de grosor y los hice en un mini-horno, los tuve 9 minutos, hay que tener en cuenta que el pescado si se pasa se reseca. Un par de minutos antes de sacar el pescado añadimos un poco de agua si fuera necesario para que nos quede un poco de salsita, servir rápidamente para que no se enfríe.

Fuente: Salmón horneado con mostaza y miel_Cocina para Urbanitas

Fideos Udon con Gambas y Cerdo

Publicado por María Alonso 11 abril 2014 Etiquetas: , 5 comentarios

¡Comida oriental...!




Ya llevábamos tiempo sin comer este tipo de comida, nos gusta mucho y la verdad es que lo encuentro una opción muy sana. He improvisado un poco con lo que tenía por casa y como siempre ha quedado bien, este tipo de platos se adapta genial a cualquier ingrediente.

He utilizado unos fideos de arroz frescos udon, están muy buenos, pero si no tenemos se puede usar perfectamente cualquier tipo de fideo oriental, o incluso tallarines o spaguettis. También se puede añadir cualquier tipo de verdura que tengamos, a gusto de cada uno, desde luego este plato es muy versátil.

Ingredientes
 (4 personas)
1 cebolla morada
16 almendras crudas
2 zanahorias medianas
1 calabacín pequeño sin pelar
6 setas sihitake secas
8 gambones
2 lonchas de lomo de cerdo o panceta
1 chorrito de vino blanco
2 cucharadas de salsa de soja oscura
1 cucharadita de jengibre fresco rallado
Fideos Udon Frescos
Aceite de girasol
Aceite de sésamo
Agua y sal

Preparación
Poner las setas en un cuenco con agua tibia por lo menos durante 15 minutos. Preparamos una sartén honda o un wok con un chorrito de aceite de sésamo y otro de aceite de girasol. Antes de ponerlo al fuego, prepararemos todos los ingredientes. Pelamos los gambones, les hacemos un corte en el lomo para quitarles la tripa negra si la tienen, si no lo hacemos igual profundizando un poco para que al freírse se abran. Cortamos el cerdo en tiras, la cebolla en juliana, las setas en tiras, el calabacín sin pelar en bastoncitos y la zanahoria también en bastoncitos.

Ponemos el wok al fuego, cuando esté caliente, añadimos las almendras y saltemos unos instantes hasta que se doren, sacamos y reservamos en un cuenco. Hacemos lo mismo con el cerdo y con las gambas. Si necesitamos un poco más de aceite, añadimos un poquito de aceite de girasol. Empezamos a cocinar las verduras, empezando por la zanahoria, cuando esté a medio hacer añadimos la cebolla, y luego ya el calabacín y las setas. Salteamos durante unos minutos a fuego medio. Añadimos el jengibre, la salsa de soja y el vino blanco, removemos y añadimos un poquito de agua, dejamos cocer durante 10 minutos a fuego medio, no es necesario que la verdura se haga demasiado. Por último echamos las almendras, el cerdo y los gambones y dejamos cocer 5 minutos-

Antes de comer les damos un hervor a los fideos en agua con sal, los escurrimos y los añadimos a la mezcla de verduras, cocemos durante unos minutos para que los fideos se impregnen de la salsa y servimos inmediatamente.

¡Rico y original....!


Hasta hace muy poco tiempo no había probado este tipo de salsas/guarniciones o dips, la verdad es que me han gustado muchísimo, en esta ocasión para darle un poco más de consistencia le añadí pechuga de pollo en escabeche, y nos lo comimos con unos chips de manzana, una auténtica delicia. El contraste de todos los sabores es de lo más original.

La receta ha ido un poco sobre la marcha, quería mirar en algún sitio, pero al final he ido probando cosas hasta encontrar el sabor, con decir que la mostaza no se la puse hasta que lo tuve en el plato, está muy bueno y seguro que repetimos.

Ingredientes
 (1 cuenco pequeño)
1/2 aguacate maduro
1/4 de cebolla picada pequeña
1/2 tomate pequeño picado
Sal, pimienta negra y perejil
un poquito de zumo de limón
1 cucharadita mediana de queso crema de untar
1 lata de pechuga de pollo en escabeche
1 cucharadita pequeña de mostaza Dijonaisse ( ó mostaza antigua + mayonesa)
 Para acompañar:
Chips de manzana
Nachos
Patatitas Fritas

Preparación
Poner en un bol la cebolla picada, el aguacate en trocitos, el queso y el zumo de limón. Mezclar bien con la ayuda de una cuchara hasta hacer una pasta, si el aguacate no está demasiado maduro y no se deshace no pasa nada, no es necesario que sea una pasta fina. Salpimentamos y añadimos el tomate picado,yo lo puse sin pepitas para que no soltase líquido y la mostaza. Por último añadimos la pechuga de pollo en trozos o hebras como más nos guste, removemos bien, comprobamos si necesita más sal o pimienta, espolvoreamos con perejíl y servimos acompañado de nachos, chips de manzana o incluso patatitas fritas.

Pastelitos de Queso y Papaya

Publicado por María Alonso 09 abril 2014 Etiquetas: , 6 comentarios

¡Rico, suave y fácil.....!


Un postre que se hace en nada, he optado por la versión individual porque cuaja más rápido y además es más fácil para servir. Nos ha gustado mucho sobre todo a mi, la capa de queso está deliciosa...y la combinación papaya-naranja no se queda atrás.
Lo dicho al principio, está muy bueno, queda muy bonito y es muy  muy fácil de hacer, así ya nadie puede resistirse a hacer un postre para cualquier evento, hasta el menos cocinillas....

Ingredientes
  (16 individuales o 1 molde grande de corona o similar)
  Capa de Queso:
100gr de queso crema de untar
250ml de nata para montar
60gr de azúcar
1 sobre de cuajada en polvo
1 pizca de sal
  Capa de Papaya:
200gr de papaya
90gr de azúcar
ralladura de media naranja
250ml de leche
2 sobres de cuajada en polvo
1 pizca de sal

Preparación
Lo primero que haremos será preparar la capa blanca, ponemos todos los ingredientes en un bol y batimos en con la batidora hasta que no quede ningún grumo. Llevamos al fuego la mezcla, y sin dejar de remover con unas varillas, lo dejamos hasta que empiece a hervir. Retiramos del fuego y rellenamos la mitad del molde/s elegido. Dejamos enfriar en la nevera mientras hacemos la capa de papaya.

Para hacer la capa de papaya, la partimos a la mitad, vaciamos las pepitas ayudándonos de una cuchara y entonces la pelamos. La cortamos en trocitos y batimos con una batidora con el resto de los ingredientes. Hacemos lo mismo que con la mezcla de nata, llevamos al fuego , y sin dejar de remover con unas varillas, lo dejamos hasta que empiece a hervir. Retiramos del fuego y acabamos de rellenar los moldes. 

Dejamos enfriar en la nevera, yo como utilicé moldes pequeños enseguida estuvieron listos, no se el tiempo porque iba un poco con prisa y no me fijé, pero calculo que entre que acabé de hacerlos y comimos, por lo menos estuvieron 1 hora y media en la nevera. En teoría para el molde grande necesitaría por lo menos 3 horas en la nevera, digo que en teoría porque no lo he probado, pero me imagino que tardará en cuajar parecido a cualquier tarta de este tipo. Servir bien fresquito...


Inspiración: Pastel de Fresas con Nata_Kanela y Limón

Pastelitos Pantera Rosa...¡o casi!

Publicado por María Alonso 07 abril 2014 Etiquetas: 13 comentarios

¡Mi preferido....!

De toda la vida este ha sido mi pastelito preferido, se que no puede ser, que la sobredosis de azúcar por en este blog ultimamente es de lo peor, pero es que no puedo evitarlo, se me acumulan los compromisos por todos los lados y así no hay manera de volver a la normalidad.....por suerte para mi cumple sólo haré 1 tarta...
Tengo un nuevo producto de Silikomart, si el año pasado ya probé el molde tango para helados haciendo un Bombón Helado de Tarta de Manzana, este año pruebo el Molde Mini Tango, perfecto para un pequeño bocado que no nos hará sentirnos culpables, jeje, lo que yo no sabía es que estos moldes se pueden utilizar también en el horno, por eso en lugar de utilizarlo para un helado o una gelatina tenía claro que haría algo en horno... Poco puedo decir que no haya dicho ya de esta marca, la verdad es que me encanta y es cierto que cuando pruebas una marca de silicona de calidad ya no hay vuelta atrás. Mi mayor problema con los moldes de silicona y el horno, era entre otros el olor, con estos de Silikomart ni te enteras que usas silicona, son una pasada.
Respecto al pastelito, se que no será igual, es imposible conseguir los sabores comerciales, y lo que es más difícil aún....los sabores de nuestra mente..., esos recuerdos de infancia que le dan a todo un sabor especial... A pesar de ello, quiero recalcar que están muy logrados, he hecho un mix de varias cosas que he visto por ahí, mi pesadilla de siempre...¡la cobertura!, olvidé que el chocolate blanco es más graso que el normal y me quedó muy líquida, tuve que usar nevera y darle varias capas y aún así me quedo blandita.....pero de sabor muy bueno...

Ingredientes
 (7/8 pastelitos minitango)
  Bizcocho
40gr de mantequilla sin sal
40gr de azúcar
1 huevo
25gr de harina
16gr de maizena
1/2 cucharadita de esencia de vainilla (un poco menos)
un poquito de sal
  Relleno
20gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
20gr de azúcar glas
4 gotas de esencia de vainilla
  Cobertura
100gr Chocolate blanco
25gr Nata para montar ( yo puse 50gr y me quedó demasiado líquida)
Colorante rojo para chocolate

Preparación
Lo primero que haremos será el bizcocho, para ello fundimos la mantequilla y cuando se temple la mezclamos con el resto de los ingredientes menos la clara de huevo. Una vez que tengamos una masa fina, montamos la clara de huevo y la incorporamos a la masa con cuidado y movimentos suaves y envolventes hasta que la masa esté más suave. 

Precalentamos el horno a 180ºC, rellenamos los moldes casi hasta el borde y horneamos durante 8 minutos. Una vez que templen un poco los desmoldamos y los dejamos en una rejilla para que acaben de enfriar. En un bol pequeño ponemos la mantequilla blandita, el azúcar glas y la vainilla, y con una cuchara mezclamos bien hasta obtener una crema fina. 

Con una pajita gruesa o similar, hacemos un agujero a lo largo de los pastelitos para poder meter el relleno. Yo utilicé una pajita bastante gruesa y dura, con una manga pastelera rellené dicha pajita de crema, la metí dentro del pastelito hasta el otro extremo, y apretando la pajita con los dedos por el extremo superior (para que el relleno se quedase dentro) fui tirando de ella hasta que salía vacía. Repetir el proceso con todos los pastelitos.

Para preparar el ganache, fundimos el chocolate con la nata en el microondas o al baño maría, mucho cuidado con el chocolate blanco, no tiene nada que ver con el negro o con el que lleva leche, se quema con mucha mas facilidad y queda más graso. Por eso vale más ir calentado a tiempos cortos, removiendo y añandiendo tiempo si se necesita mas. Una vez listo añadimos el colorante poco a poco hasta obtener el color deseado. Yo he usado uno especial para chocolate, como el tono es muy claro probablemente podría utilizarse colorante en polvo. Lo que no se puede hacer es utilizar líquido o en gel, "corta" el chocolate y no hay nada que hacer, y aunque yo una vez conseguí hacerlo fue más por cabezonería que por otra cosa, porque tuve que poner ese chocolate a pegotes en un dibujo.

Cubrimos los pastelitos con una capa fina de cobertura, les ponemos un palito de los que vienen con los moldes y llevamos a la nevera unos minutos. Volvemos a bañar con la cobertura y dejamos encima de una rejilla para que escurra el exceso. Se supone que con las cantidades que he puesto ahora debería quedar mejor la cobertura, eso sí, cuanto más caliente esté la cobertura más se resbalará por el pastel, por eso vale más ir dejando que se temple un poco y cuando veamos que ya no resbala tanto echar la capa definitiva para que quede más bueno. 

Como más ricos están es recién sacados de la nevera, y si hace mucho calor....¡hasta los podemos congelar!

Fuente: Bizcochitos_La receta de la Felicidad
            Relleno: internet (no recuerdo donde)

¡Más Brownie...!


Segundo y último Brownie...¡por ahora!..., aún no había hecho el clásico Brownie de chocolate, como quería variar un poco en la bandeja de Brownies que le hice a Toño para llevar al trabajo, me decidí por este, improvisé un poco añadíéndole una mermelada de fresa casera que acabo de descubrir y me encanta....
De nuevo Degustabox llega a nuestra casa, este mes como las fechas acompañan han seleccionado una serie de productos un poco "light" que nos ayudarán a cuidarnos de cara al veranito....eso sí, dándonos un pequeño capricho de chocolate. Degustabox sigue sorprendiéndonos con los últimos productos que salen al mercado, cada día me gusta mas esta caja. La verdad es que por el precio que tiene es imposible resistirse a probar cada mes todos estos productos... si pones el código EHT4L  en tu pedido por solo  9.99€ con gastos de envío incluido tienes en tu casa un montón de productos ricos ricos, es muy sencillo realizar el pedido, podemos incluso regalarlas, además no hay compromiso de permanencia. 
La Caja Gourmet de este mes primaveral trae:
*1 paquete de Tortas de Aceite Sin Azúcar  "Inés Rosales"
*1 bbotella de refresco de naranja, mandarina y lima-limón Sin Azúcar "Tampico"
*1 Lata de Lentejas con Verduras "Litoral"
*1 Lata de Garbanzos con Espinacas "Litoral"
*1 paquete cañitas de Fuet de Olot "Espuña"
*1 paquete cañitas de Chorizo "Espuña"
*1 tarrito de Paté  Ibérico con Pimentón D.O. "La Chinata"
*1 Bote de "Endulsana", un nuevo endulzante natural sin azúcar ni edulcorantes
*1 caja de Te Verde con Naranja y Jengibre "Pompadur"
*1 Tarro de Mayonesa Ligera "Ybarra"
*1 Tarro de Mayonesa LigerOliva "Ybarra"
*1 Tableta de Chocolate Excellence Orange Intense "Lindt"
*1 Tableta de Chocolate Excellence Flor de Sal "Lindt"
Para darle un toque original a la cobertura de este Brownie sustituí parte del chocolate con leche, por el chocolate a la flor de sal de Lindt, la combinación chocolate con dulce y salado es francamente sorprendente, si no gusta esto se puede usar solo chocolate con leche y también quedaría perfecto.
Prometo descansar de dulce, sólo me queda publicar esta semana uno de mis dulces preferidos de mi infacia y desdespués de ello me cuidaré con los productos sanos de Degustabox...¡prometido!  :)

Ingredientes
 (molde de 20x30cm)
100gr de chocolate en polvo sin azúcar
170gr de mantequilla sin sal
250gr de azúcar
3 huevos
1 cucharadita de levadura
135gr de harina
1 pizca de sal
100gr de chocolate con leche picado en cuadritos
2 ó 3 cucharadas de mermelada de fresa y vinagre de módena
  Glaseado:
60gr de chocolate con leche
15gr de Chocolate Negro A la Flor de Sal Lindt
75gr de nata
25gr de mantequilla sin sal

Preparación
Fundir la mantequilla y el chocolate en el microondas. Con la ayuda de unas varillas, batir bien con el resto de los ingredientes menos el chocolate en trozos y la mermelada. Engrasar un molde y forrar con papel de horno. Echar la mitad de la masa, repartir el chocolate picado y la mermelada por encima, y echar el resto de la masa y alisar con una espátula, hornear durante 30 minutos a 170º, a mitad de la cocción lo tapé con papel de aluminio para que no se dorase demasiado. Como ultimante es habitual en mi, he usado un mini horno, con lo cual hago las recomendaciones de siempre mis tiempos y temperaturas son orientativos, ya que como sabemos cada horno es  diferente: vigilar que no se dore demasiado tapando con papel de aluminio si es necesario, tener cuidado con los tiempos, las temperaturas y el turbo, cualquier cosa de estas puede estropearnos las recetas, en fin....lo de siempre...

La idea de este glaseado era hacer una cobertura semi-dura para que se viese un corte chulo, pero al final no ha sido así y casi mejor. Una vez frío el brownie tenemos dos opciones: glasear en el mismo molde o servir el glaseado por separado...Yo opté por la segunda opción, troceé el brownie y esperé a hacer el glaseado en el ultimo momento para servirlo templadito sobre el brownie.....aunque enfríe, este glaseado no queda duro osea que también lo podemos usar frío....

Para hacer el glaseado simplemente tenemos que fundir los chocolates, la nata y la mantequilla en un cazo o en microondas a temperatura suave. Servir sobre el brownie y....¡a chuparse los dedos!....

Inspiración: Simphony Brownies_My Baking Addiction

¡La Tarta...!


En cuanto vi esta tarta supe que quería hacerla, me llamó mucho la atención que la mermelada de fresa era hecha con vinagre de módena incluso la masa del bizcocho, y encima no llevaba huevo. La verdad es que ha sido un auténtico éxito, encima es vistosa a más no poder....
Esta es la tarta de cumple de Toño, tenía muchísimas ganas de hacer algo especial y diferente y por fin llegó el momento. Este año su cumple va servido de dulce, me queda solo un brownie mas que pondré la semana que viene y luego dieta hasta el mío...jeje.
No deja de sorprenderme que estas tartas cargadas de chocolate no sean superdulces, me pasa parecido con la Sacher, no me empalagan y mira que llevan mucho chocolate, me gusta un montón como ha quedado, eso sí, pesaba un montón, y eso que el molde que usé era de 16 cm, al final salió una tarta de 16cm x 8cm de alto y una chiquita de 14x3cm de alto, menos mal que lo hice así porque si no se me hubiese desparramado del todo.

Ingredientes
(1 tarta de 16x8cm y otra de 14x3cm)
Bizcocho
384gr de harina
350gr de azúcar
64gr de cacao en polvo sin azúcar
2 cucharaditas de bicarbonato
1 cucharadita de sal
437ml de agua hirviendo
177ml de aceite de girasol
2 cucharadas de vinagre balsámico de Módena blanco
1 cucharada de esencia de vainilla
 
Mermelada de Fresa al Vinagre de Módena
 200gr de fresas picadas
50gr de azúcar
1 cucharada de vinagre de Módena
1/2 vaina de vainilla

Relleno
300ml de nata para montar
1 sobre de estabilizante para nata (opcional)
2 cucharaditas de azúcar glas
Mermelada de fresa con vinagre de Módena

Cobertura
100ml de nata para montar
200g de chocolate negro de cobertura
Unas fresas para adornar

Preparación
Lo primero que haremos es la mermelada de fresas, necesitamos que esté fría para cuando montemos la tarta. Para ello ponemos las fresas, el azúcar y el vinagre en un cazo y cocemos durante unos 20 minutos a fuego medio hasta que espese. Pasamos a un cuenco y reservamos.

Para hacer el bizcocho, lo primero que hacemos es forrar con papel de horno el molde elegido y pulverizar con espray desmoldante o pincelar con aceite de girasol. Mezclamos en un bol grande todos los ingredientes secos: harina, azúcar, cacao, bicarbonato y sal, removemos bien con unas varillas a mano. En un vaso mezclamos el aceite, el vinagre y la esencia de vainilla, y en un cazo ponemos a hervir el agua.  Echamos el agua hirviendo en la mezcla de ingredientes secos y removemos, siempre a mano, añadimos el vaso con el resto de ingredientes líquidos y vamos removiendo poco a poco hasta que la masa esté fina y bien mezclados todos los ingredientes. Echamos la masa en el molde elegido y alisamos con una espátula.

Precalentamos el horno a 180ºC y horneamos durante 50/60 minutos si es para una tarta grande ó 35/40 minutos si lo hacemos en dos moldes. Yo horneé dos tartas de diferente tamaño a 180ºC calor arriba y abajo sin aire, el molde de 14cm de diámetro y 3cm de alto lo tuve 30 minutos, y el molde de 16cm de diámetro y 8cm de altura lo tuve casi 50 minutos porque la tarta era muy alta y no se acababa de hacer por el medio, a los 30 minutos lo tapé con papel de aluminio y lo dejé hacerse hasta que al pinchar salía el palillo limpio. Se abrió un poco por arriba pero no importa porque luego se le da la vuelta.

Una vez horneado, sacamos del horno y dejamos enfriar por lo menos 20 minutos dependiendo del grosor de la tarta, le damos la vuelta sobre un papel de horno y dejamos enfríar por completo, ahí es cuando podemos "aplastar" un poquito con mucho cuidado la tarta para que quede planita. Cuando esté fría por completo, cortamos en 4 capas, yo intenté utilizar una lira, pero no se si es que igual todavía estaba algo caliente o no se que pasó, el caso es que no pude, y al final lo hice con un cuchillo.

Montamos la nata con unas varillas y el azúcar glas, yo también el eché un sobre de estabilizante en polvo para nata que sirve para que la nata aguante más tiempo sin perder su forma. Añadimos la mermelada de fresa, si vemos que nos ha quedado muy líquida, escurrimos el exceso de líquido para que no se baje la nata, yo fui cogiéndola con una cuchara, escurriendo parte del sirope de fresa. Mezclamos con cuidado con movimientos envolventes para que no se baje la nata, y rellenamos las capas de bizcocho echando con cuidado sin llegar demasiado cerca de los bordes, vamos presionando con suavidad para que se reparta la nata y el pastel quede rectito. Con una espátula o con la parte no afilada de un cuchillo, vamos alisando los laterales de la tarta recogiendo la nata que salga y volviendo a repartirla por los huecos que queden, llevamos a la nevera un ratito mientras preparamos el ganache.

¡Momento Ganache!....me encantan las tartas lisitas, una prueba de que es posible hacerlo es mi Tarta Sacher, pero ayer no era mi día, y decidí probar a ver que salía. Para hacer el ganache ponemos el chocolate partido y la nata en un bol y fundimos en el microondas o al baño maría, removemos bien hasta obtener una mezcla fina, lo primero que haremos será echar una capa fina de este ganache sobre el pastel, sobre todo para cubrir la parte superior de la tarta, necesitamos que el ganache esté más bien tirando a templado, si no se nos escurriría por la tarta. Con cuidado cubrimos los laterales con chocolate, yo utilicé una cuchara y una espátula ancha para alisar los bordes, siempre no apretando mucho para que no se mezclase demasiado con la nata. Llevamos a la nevera un rato para que se enfríe esta primera capa. Una vez que esté fría la tarta, el ganache que dejamos fuera ya se habrá templado más para poder hacer una cobertura más gruesa sobre la tarta. Echamos 2 ó 3 cucharadas de ganache sobre la tarta y con la parte redonda de la cuchara, "extendemos" haciendo ondas como más nos guste, para los laterales vamos haciendo lo mismo, si vemos que está demasiado blanda ya sea la tarta o la cobertura lo dejamos un poco en la nevera y continuamos hasta obtener el efecto deseado. Esta manera me parece genial para hacer una cobertura, queda muy chula y nos libra de esa perfección de cobertura lisa que es tan difícil conseguir...¡por lo menos para mi!...

Una vez lista, dejamos la tarta en la nevera hasta la hora de comerla y antes de servir decoramos con unas fresas frescas.

Inspiraración: Chocolate Cake with Balsamic Strawberry & Cream Filling (Eggless)_Passionate About Baking

¡Ahora toca Brownie...!


Bueno, seguimos de cumple, si es que en esta casa cuando empezamos ....no paramos, el cabeza de familia cumple años hoy y se quería llevar unos dulces al trabajo, después de decidirnos por nuestro famoso Brownie de Chocolate Blanco y Naranja, quise variar un poquito y probar a ver que tal quedaba con limón. De nuevo éxito asegurado, es buenísimo, fácil, rápido....¿qué mas se puede pedir?
 Mientras publico esto horneo la tarta de cumple, una tarta diferente y original por lo menos para mi, espero que salga bien.... ¡Muchas Felicidades Toño!, sabes que te queremos un montón.....y hasta aquí puedo leer... ;)
Después de hacer mi primer Brownie de Choco Blanco, descubrí que se llama Blondie y todo gracias a nuestra querida Clara, la verdad es que no tenía ni idea, pero tiene toda su lógica, a pesar de ello, yo sigo llamándole Brownie más que nada pa no liarme y que me entiendan mejor..., lo dicho....absolutamente delicioso....para no perdérselo.

Ingredientes 
 (molde de 20x30 cm)
 3 huevos
150gr de harina
1 cucharadita de levadura en polvo
Ralladurada de 1 limón
100gr de mantequilla
175gr de chocolate blanco
125gr de azúcar
  Glaseado:
75gr de chocolate blanco
75gr de nata
25gr de mantequilla
ralladura de 1 limón

Preparación
Fundir la mantequilla y el chocolate en el microondas. Con la ayuda de unas varillas, batir bien con el resto de los ingredientes de la masa del brownie. Engrasar un molde y hornear durante 30 minutos a 180º. Como ultimante es habitual en mi, he usado un mini horno, con lo cual hago las recomendaciones de siempre mis tiempos y temperaturas son orientativos, ya que como sabemos cada horno es  diferente: vigilar que no se dore demasiado tapando con papel de aluminio si es necesario, tener cuidado con los tiempos, las temperaturas y el turbo, cualquier cosa de estas puede estropearnos las recetas, en fin....lo de siempre...

La idea de este glaseado era hacer una cobertura semi-dura para que se viese un corte chulo, pero al final no ha sido así y casi mejor. Una vez frío el brownie tenemos dos opciones: glasear en el mismo molde o servir el glaseado por separado...Yo opté por la segunda opción, troceé el brownie y esperé a hacer el glaseado en el ultimo momento para servirlo templadito sobre el brownie.....aunque enfríe, este glaseado no queda duro osea que también lo podemos usar frío....

Para hacer el glaseado simplemente tenemos que fundir el chocolate, la nata y la mantequilla en un cazo o en microondas a temperatura suave, yo añadí la ralladura desde el principio para que le diese más sabor. Servir sobre el brownie y....¡a chuparse los dedos!....

Galletas de Dos Chocolates y Fideos de Azúcar

Publicado por María Alonso 02 abril 2014 Etiquetas: 7 comentarios

3ª entrega de galletas cumpleañeras......¡Hasta Mayo!  :)


Bueno pues por fin, esta es el último tipo de galleta que hice para el cumple de Iyán, creo que en el tema galletas descansaré hasta mayo que viene el de Enol...¡y volveré con más galletas!  A veces las cosas se complican un pelín, sobre todo cuando tiendes a acumular cosas y cosas en tu despensa, el domingo al hacer las galletas tuve un momento de pánico porque "creí" que no tenía harina suficiente para 120 galletas...., al final apareció.
La verdad y con el paso de los días, ya que me salieron un montón de galletas, estas son las que más han gustado en casa, la combinación del chocolate con los fideos de azúcar queda genial...., seguro que repetimos.
Ingredientes
 (aproximadamente 30 galletas)
300gr de harina
1 y 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
1 huevo
200gr de azúcar
100gr de chocolate negro de cobertura
100gr de chocolate blanco
80 gr de fideos de azúcar de colores
170gr de mantequilla
1/2 cucharadita de levadura

Preparación
Lo primero que haremos será preparar nuestras gotas de chocolate, para ello troceamos en onzas el chocolate, lo ponemos dentro de una manga pastelera de plástico o una bolsa de congelar y lo fundimos en el microondas durante un minuto a media potencia, no tiene que quedar demasiado líquido ya que si no se desparramará al hacer las gotas. El chocolate blanco se quema con mucha facilidad, es mejor ir calentándolo poco a poco que poner mucho tiempo de golpe. Preparamos un papel de horno y una vez que el chocolate esté listo cortamos un piquito de la bolsa/manga del tamaño deseado y vamos dejando caer gotas de chocolate del tamaño deseado, dejamos enfriar y listas para usar, podemos acelerar el enfriado metiéndolas en la nevera.

Mientras enfrían preparamos la masa, para ello templamos la mantequilla hasta que esté blandita, añadimos el resto de los ingredientes menos el chocolate y los fideos, y mezclamos bien. Por último añadimos el chocolate y los fideos de azúcar y hacemos bolas con la masa del tamaño deseado. Dejamos reposar en la nevera por lo menos 45 minutos.

Preparamos la bandeja de horno con papel anti-adherente, aplastamos un poco las bolas con un vaso y ponemos sobre la bandeja dejando separación entre ellas. Horneamos durante 10/12 minutos a 190ºC. Una vez listas sacamos con cuidado y dejamos enfriar en una rejilla.

Fuente: ...¡no lo encuentro...es un blog americano!... :(

pincha en cada imagen para acceder a su página
Top food blogs
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas

Silkomart