¡La Tarta...!


En cuanto vi esta tarta supe que quería hacerla, me llamó mucho la atención que la mermelada de fresa era hecha con vinagre de módena incluso la masa del bizcocho, y encima no llevaba huevo. La verdad es que ha sido un auténtico éxito, encima es vistosa a más no poder....
Esta es la tarta de cumple de Toño, tenía muchísimas ganas de hacer algo especial y diferente y por fin llegó el momento. Este año su cumple va servido de dulce, me queda solo un brownie mas que pondré la semana que viene y luego dieta hasta el mío...jeje.
No deja de sorprenderme que estas tartas cargadas de chocolate no sean superdulces, me pasa parecido con la Sacher, no me empalagan y mira que llevan mucho chocolate, me gusta un montón como ha quedado, eso sí, pesaba un montón, y eso que el molde que usé era de 16 cm, al final salió una tarta de 16cm x 8cm de alto y una chiquita de 14x3cm de alto, menos mal que lo hice así porque si no se me hubiese desparramado del todo.

Ingredientes
(1 tarta de 16x8cm y otra de 14x3cm)
Bizcocho
384gr de harina
350gr de azúcar
64gr de cacao en polvo sin azúcar
2 cucharaditas de bicarbonato
1 cucharadita de sal
437ml de agua hirviendo
177ml de aceite de girasol
2 cucharadas de vinagre balsámico de Módena blanco
1 cucharada de esencia de vainilla
 
Mermelada de Fresa al Vinagre de Módena
 200gr de fresas picadas
50gr de azúcar
1 cucharada de vinagre de Módena
1/2 vaina de vainilla

Relleno
300ml de nata para montar
1 sobre de estabilizante para nata (opcional)
2 cucharaditas de azúcar glas
Mermelada de fresa con vinagre de Módena

Cobertura
100ml de nata para montar
200g de chocolate negro de cobertura
Unas fresas para adornar

Preparación
Lo primero que haremos es la mermelada de fresas, necesitamos que esté fría para cuando montemos la tarta. Para ello ponemos las fresas, el azúcar y el vinagre en un cazo y cocemos durante unos 20 minutos a fuego medio hasta que espese. Pasamos a un cuenco y reservamos.

Para hacer el bizcocho, lo primero que hacemos es forrar con papel de horno el molde elegido y pulverizar con espray desmoldante o pincelar con aceite de girasol. Mezclamos en un bol grande todos los ingredientes secos: harina, azúcar, cacao, bicarbonato y sal, removemos bien con unas varillas a mano. En un vaso mezclamos el aceite, el vinagre y la esencia de vainilla, y en un cazo ponemos a hervir el agua.  Echamos el agua hirviendo en la mezcla de ingredientes secos y removemos, siempre a mano, añadimos el vaso con el resto de ingredientes líquidos y vamos removiendo poco a poco hasta que la masa esté fina y bien mezclados todos los ingredientes. Echamos la masa en el molde elegido y alisamos con una espátula.

Precalentamos el horno a 180ºC y horneamos durante 50/60 minutos si es para una tarta grande ó 35/40 minutos si lo hacemos en dos moldes. Yo horneé dos tartas de diferente tamaño a 180ºC calor arriba y abajo sin aire, el molde de 14cm de diámetro y 3cm de alto lo tuve 30 minutos, y el molde de 16cm de diámetro y 8cm de altura lo tuve casi 50 minutos porque la tarta era muy alta y no se acababa de hacer por el medio, a los 30 minutos lo tapé con papel de aluminio y lo dejé hacerse hasta que al pinchar salía el palillo limpio. Se abrió un poco por arriba pero no importa porque luego se le da la vuelta.

Una vez horneado, sacamos del horno y dejamos enfriar por lo menos 20 minutos dependiendo del grosor de la tarta, le damos la vuelta sobre un papel de horno y dejamos enfríar por completo, ahí es cuando podemos "aplastar" un poquito con mucho cuidado la tarta para que quede planita. Cuando esté fría por completo, cortamos en 4 capas, yo intenté utilizar una lira, pero no se si es que igual todavía estaba algo caliente o no se que pasó, el caso es que no pude, y al final lo hice con un cuchillo.

Montamos la nata con unas varillas y el azúcar glas, yo también el eché un sobre de estabilizante en polvo para nata que sirve para que la nata aguante más tiempo sin perder su forma. Añadimos la mermelada de fresa, si vemos que nos ha quedado muy líquida, escurrimos el exceso de líquido para que no se baje la nata, yo fui cogiéndola con una cuchara, escurriendo parte del sirope de fresa. Mezclamos con cuidado con movimientos envolventes para que no se baje la nata, y rellenamos las capas de bizcocho echando con cuidado sin llegar demasiado cerca de los bordes, vamos presionando con suavidad para que se reparta la nata y el pastel quede rectito. Con una espátula o con la parte no afilada de un cuchillo, vamos alisando los laterales de la tarta recogiendo la nata que salga y volviendo a repartirla por los huecos que queden, llevamos a la nevera un ratito mientras preparamos el ganache.

¡Momento Ganache!....me encantan las tartas lisitas, una prueba de que es posible hacerlo es mi Tarta Sacher, pero ayer no era mi día, y decidí probar a ver que salía. Para hacer el ganache ponemos el chocolate partido y la nata en un bol y fundimos en el microondas o al baño maría, removemos bien hasta obtener una mezcla fina, lo primero que haremos será echar una capa fina de este ganache sobre el pastel, sobre todo para cubrir la parte superior de la tarta, necesitamos que el ganache esté más bien tirando a templado, si no se nos escurriría por la tarta. Con cuidado cubrimos los laterales con chocolate, yo utilicé una cuchara y una espátula ancha para alisar los bordes, siempre no apretando mucho para que no se mezclase demasiado con la nata. Llevamos a la nevera un rato para que se enfríe esta primera capa. Una vez que esté fría la tarta, el ganache que dejamos fuera ya se habrá templado más para poder hacer una cobertura más gruesa sobre la tarta. Echamos 2 ó 3 cucharadas de ganache sobre la tarta y con la parte redonda de la cuchara, "extendemos" haciendo ondas como más nos guste, para los laterales vamos haciendo lo mismo, si vemos que está demasiado blanda ya sea la tarta o la cobertura lo dejamos un poco en la nevera y continuamos hasta obtener el efecto deseado. Esta manera me parece genial para hacer una cobertura, queda muy chula y nos libra de esa perfección de cobertura lisa que es tan difícil conseguir...¡por lo menos para mi!...

Una vez lista, dejamos la tarta en la nevera hasta la hora de comerla y antes de servir decoramos con unas fresas frescas.

Inspiraración: Chocolate Cake with Balsamic Strawberry & Cream Filling (Eggless)_Passionate About Baking

8 comentarios :

mar dijo...

holaaaaaaaaa bueno me parece una pasada de tarta, un diez ymedio la doy, que ya es eh jaaa. que buena lo del vinagre de módena me ha encantado yo suelo comer así las fresas pero nunca se lo he añadido a la mermelada lo tendré muy en cuenta. Un besazo

Midori ysuscosas dijo...

Llevaba mucho tiempo queriendo introducir el vinagre de módena en alguna receta, pero lo iba aplazando. Después de ver tu receta creo que me voy a animar, sino a hacer la tarta entera, segurísimo que hago la mermelada de fresa con vinagre.

Un beso!!

CHARO dijo...

magnífica tarta, madre mía... hija mía de verdad, es perfecta, me encanta, y seguro que estaba de lujo

Andrea Calderón Juan dijo...

Una pinta deliciosa, como poco.
Un beso

Lila GA dijo...

Uuuuuffff que pinta, yo quierooooooo!!
espérame que voy ya mismo
Un besito

Pamela dijo...

Es una belleza de tarta, y esas fresas al vinagre, diga lo que diga Loly, me encantan. Lástima no te subieron las foto en Directo al Paladar, merecía lucirse también allá :). Besitos mi niña

Carmen Vázquez dijo...

Una preciosa tarta y qué rica tiene que estar,me encanta niña!!!
Un besazo

Azareth Rossenblueth dijo...

hola, compre dos cajas de harina para pastel de chocolate las puedo usar?

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar por aquí, espero que os haya gustado!.....si alguien tiene alguna duda o quiere comentarme algo, puede utilizar este espacio o escribirme a....maralonfe@gmail.com ;)
Un besazo .......

pincha en cada imagen para acceder a su página
Top food blogs
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas

Silkomart