Arroz con Salmonetes

Publicado por María Alonso 28 enero 2015 Etiquetas: 3 comentarios

¡Qué ganas tenía de hacer este arroz...!


Hace tiempo que tenía ganas de hacer este arroz, no se donde ví algo parecido o quien me habló de el, pero hasta ahora no había encontrado los salmonetes apropiados, la verdad es que no eran todo lo grandes que yo hubiese querido, pero después de todo el trabajo ha merecido la pena.

Este arroz no lleva nada, sólo arroz, salmonetes y caldo de pescado y la verdad es que tiene un sabor buenísimo, sin duda volveremos a hacerlo cuando unos salmonetes majos se pongan ante mis ojos... ;)

Ingredientes
  (4 personas)
4 salmonetes grandecitos (800gr)
700ml de caldo de pescado (preferiblemente casero)
1 vaso de arroz de 350ml
1 chorrito de vino blanco
Sal y Aceite de Oliva Virgen

Preparación
Lo primero que hay que hacer es limpiar el pescado, yo lo hice nada más comprarlo y lo congelé, recomiendo hacerlo así, ya que es bastante trabajoso y si lo hacemos el mismo día acabaremos un poco cansados. Para ello dispondremos de un cuchillo bien afilado y unas pinzas de depilar o especiales para quitar espinas de pescado. Reservaremos las cabezas y las espinas para incorporar a nuestro caldo de pescado. 

Lo primero que haremos será comprobar que en la pescadería han quitado todas las escamas, si no es así quitamos las que queden con un cuchillo, abrimos por la barriga y le quitamos las tripas y la cabeza, reservamos. Pasamos por el grifo para quitar los restos de las tripas y ponemos encima de la tabla de cocina, con cuidado separamos los lomos de las espinas y reservamos. Ahora con mucha paciencia y nuestras pinzas, vamos quitando las espinas que han quedado en los lomos, estas espinas son pequeñas, duras y transparentes, es difícil encontrarlas, yo suelo hacerlo al tacto, voy pasando el dedo hasta que ya no encuentro ninguna, lo dicho, es trabajoso pero realmente merece la pena.... Luego envolví el pescado en film de cocina y lo congelé.

Una vez que vayamos a hacer nuestro arroz, pondremos un chorrito de aceite de oliva en una olla, doraremos las espinas y las cabezas del pescado, añadimos un chorrito de vino blanco, damos un hervor e incorporamos el caldo de pescado, dejamos cocer a fuego medio durante 10/15 minutos. Una vez transcurrido ese tiempo, colamos utilizando un colador fino, rectificamos de sal y reservamos.

Yo por comodidad y rapidez suelo hacer el arroz en la olla rápida, a mi me funciona, pero si no podemos hacerlo de la manera tradicional. Poner un chorrito de aceite en la olla, saltear un  minuto el arroz y echar el caldo de pescado. Llevar a ebullición sin dejar de remover, echar un poco de sal y cerrar la olla. Cuando suba la válvula, dejaremos cocer durante 7 minutos al 5 de potencia, recuerdo que yo uso vitro de inducción con 9 niveles de potencia, con lo cual no aprovecho el calor residual del fuego, si fuese vitro normal con 2 minutos más sería suficiente.

Una vez listo el arroz y justo antes de servir, salpimentamos los salmonetes y doramos en una sartén con un chorrito generoso de aceite, la idea es que al servir el salmonete sobre el arroz también podamos echar un poquito de ese aceite con todo el sabor del salmonete.

Merluza Rellena

Publicado por María Alonso 21 enero 2015 Etiquetas: 7 comentarios

¡Pescado de Lujo...!

Tenía muchas ganas de hacer un pescado así, por eso hace un mes cuando vi una merluza enorme en la pescadería supe que había llegado el momento. Es una preparación que tiene un poco de  trabajo pero merece la pena muchísimo, está muy rica la verdad.
Esta merlucita acompañó nuestra mesa el día de Navidad, la verdad es que me gusta tener un blog, pero más que eso me gusta comer caliente, la foto no me convence mucho, primero porque no tengo una fuente de horno supermegachula de atrezzo, y segundo porque  no la he hecho en la mesa, pero lo dicho, entre comer frio o arriesgarme a que se desmorone la merluza y tener una foto perfecta, prefiero lo primero, comer calentito y rico, para conseguir una foto de revista.....otra vez será.. ;)
Para hacer este pescado es fundamental hacerlo en un par de veces por lo menos, yo lo he hecho en tres pasos. Primero compramos la merluza y le quitamos la espina, eso lleva bastante trabajo y si lo dejamos para el día de prepararla acabaríamos agobiadísimos, eso sí, también podemos  pedir que el pescadero le quite la espina. Luego la congelé, y el día antes de preparar el pescado hice la salsa y el relleno, así el día de la comida solo tendría que rellenar y hornear el pescado, algo genial  sobre todo si tenemos invitados.

Ingredientes
 (7 raciones aprox.)
1 merluza de 1,500gr aprox.
1 cebolla grande
2 dientes de ajo
18 mejillones
12 gambones
  Salsa:
2 cebollas
3 dientes de ajo
1l  de caldo de gambones
200gr de almejas
coñac
Aceite de Oliva Virgen, Sal y Pimienta Negra

Preparación
Lo primero que haremos será quitarle la espina a la merluza si no se lo hemos pedido al pescadero, con mucho cuidado y con un cuchillo bien afilado, introducimos el cuchillo en paralelo a la espina, se va despegando poco a poco la espina y se rompe la espina al final de la cola. Con un paño limpio cogemos la parte superior de la espina y tiramos poco a poco hasta que sale entera. Es la parte más delicada de toda la receta y hay que hacerlo con mucho cuidado para que la merluza no se rompa y que los dos lomos queden pegados, si vemos que queda algo pegada nos ayudamos del cuchillo. Abrimos en forma de libro y pasamos la mano con suavidad por encima para ver si ha quedado alguna espina, si es así con la ayuda de unas pinzas la quitamos. Reservamos la cabeza y la espina para un caldo o sopa que nos saldrá riquísima.

Pelamos los gambones, reservamos las cabezas y las cáscaras para hacer la salsa de nuestra merluza. Abrimos por la mitad los gambones y si es necesario quitamos la tripa, partimos en dos y reservamos.  Un uno olla ponemos un chorrito de aceite y doramos las cabezas y cáscaras de los langostinos, echamos un chorrito de coñac, dejamos que evapore el alcohol y cubrimos con agua, dejamos cocer durante 20 minutos. Colar el caldo apretando bien las cáscaras y las cabezas para que suelten todo el sabor.

Prepararemos la salsa pochando las cebollas y el ajo hasta que estén bien doradas, añadimos un poco de coñac, salpimentamos y dejamos que se evapore el alcohol. Pasamos al vaso de la batidora, añadimos un poco de caldo y batimos hasta que quede una crema suave, mezclamos con el resto de caldo, salpimentamos y reservamos.

Para hacer el relleno picamos muy finita la cebolla con el ajo y pochamos bien, echamos un poco de coñac, y dejamos cocer, incorporar los gambones y los mejillones, yo partí los mejillones a la mitad por que eran muy grandes. Salpimentamos y añadimos un poquito del caldo de gambones, lo dejamos 2 minutos y reservamos.

Una vez listos todos los ingredientes, abrimos la merluza, yo le tuve que cortar la cola y la parte del principio porque no me entraba en la bandeja, aplastamos un poco los lomos y salpimentamos, ponemos el relleno extendido sobre uno de los lomos y tapamos con el otro como si cerrásemos un libro. Como no quería coser ni bridar la merluza yo la rellené sobre la bandeja de horneado, puse un poco de salsa en el fondo de la bandeja y luego puse la merluza y la rellené ahí. Apretamos con suavidad y yo  lo único que hice fue ponerle una brocheta pinchada en el centro para que no se me abriese, pero ni hubiese hecho falta. Echamos el resto de salsa en la bandeja y repartimos las almejas sin abrir.

Precalentamos el horno a 225ºC, y horneamos la merluza tapada con papel de aluminio durante 20 minutos. Pasado ese tiempo, destapamos y horneamos durante 10 minutos mas. Servir rápidamente para que no se enfríe y acompañar con patatas panaderas fritas o patatas cocidas y una buena ración de salsita, está para chuparse los dedos.

¡Improvisación....!


Por fin estoy consiguiendo hacer más a menudo este tipo de comida, no es que me lo haya propuesto, pero sin contar con ello este fin de semana nos hemos comido un plato rico de verdad. Y como además las cantidades eran un poco abundantes, sobró una ración para otro día.
 Verduras Tabuenca es una empresa familiar que lleva varias generaciones dedicándose a la producción y comercialización de productos hortofrutícolas, en la actualidad combinan tecnología y tradición, para suministrar a sus consumidores verduras de la mejor calidad que hacen que sigan confiando en ellos para elaborar sus comidas diarias. Es además una empresa comprometida socialmente, ya que a lo largo del año realizan varias donaciones al Banco de Alimentos de Segovia, para ayudar a los que menos pueden.
Cada día estamos más convencidos de que este tipo de comidas es buenísimo, mucha verdura que es de lo más sano y encima como los peques se lo comen genial, va camino de convertirse en un clásico semanal. 

Ingredientes
(4 personas)
2 puerros Tabuenca
2 calabacines medianos
2 ó 3 zanahorias medianas Tabuenca
1/2 pimiento rojo
1 y 1/2 pechuga de pollo
Salsa de soja
3 cucharaditas de Jengibre en pasta o rallado
1 chorrito de vino blanco
1 puñado de almendras crudas
un poco de sésamo blanco sin tostar

Para acompañar fideos de arroz o tallarines

Preparación
Preparamos una sartén honda o un wok con un chorrito de aceite de sésamo y otro de aceite de girasol. Antes de ponerlo al fuego, prepararemos todos los ingredientes. Cortamos las pechugas de pollo en taquitos cuadrados, quizá un poco más pequeños que como los hice yo, es una pequeña puntualización de los "gourmets" de la casa, los puerros en juliana o aros, el pimiento en tiras, el calabacín sin pelar en bastoncitos y la zanahoria también en bastoncitos.

Ponemos el wok al fuego, cuando esté caliente, añadimos las almendras y saltemos unos instantes hasta que se doren, sacamos y reservamos en un cuenco. Hacemos lo mismo con los trozos de pechuga de pollo. Si necesitamos un poco más de aceite, añadimos un poquito de aceite de girasol. Empezamos a cocinar las verduras, empezando por la zanahoria, cuando esté a medio hacer añadimos el puerro, y luego ya el calabacín y el pimiento. Salteamos durante unos minutos a fuego medio. Añadimos el jengibre, la salsa de soja y el vino blanco, removemos y añadimos un poquito de agua, dejamos cocer durante 10 minutos a fuego medio, no es necesario que la verdura se haga demasiado. Por último echamos las almendras y el pollo.

Preparamos los fideos/tallarines según las instrucciones del fabricante, los escurrimos y los añadimos a la mezcla de verduras, cocemos durante unos minutos para que los fideos se impregnen de la salsa. En una sartén sin aceite tostamos un poco de sésamo con cuidado que no se queme y echamos por encima de los platos antes de llevar a la mesa.

pincha en cada imagen para acceder a su página
Top food blogs
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas