Cogollos a la Cordobesa

Publicado por María Alonso 12 enero 2017 Etiquetas: , 5 comentarios

¡Simplemente deliciosos!

Llevo ya muchos años en Córdoba y hasta el año pasado no había probado este aperitivo tan típico de esta tierra. Como decimos en la mía.....¡no me daba más!, me pasa lo mismo que con las ensaladas, es algo que no suelo pedir cuando salimos a comer fuera.....
Degustabox ha llegado con su caja de este mes llena de  productos originales, innovadores y muy muy..ricos. ¡Este mes me ha encantado!. Sumando por encima su valor supera los 20€, es imposible resistirse a probar esta caja con el precio promocional ... si pones el código Q6CE3 en tu pedido por solo  9.99€ con gastos de envío incluido tienes en tu casa un montón de productos ricos ricos, es muy sencillo realizar el pedido, podemos incluso regalarlas, además no hay compromiso de permanencia.También podéis informaros a través de Facebook o Twitter



El caso es que un amigo los pidió y allí los probé y nos gustó mucho, es increíble que algo tan sencillo esté tan rico. Eso sí, los he hecho en casa varias veces y me han gustado  mucho más, depende del sitio donde los comas los puedes encontrar algo sosos, por eso yo le he dado mi toque.

Ingredientes
Cogollos de lechuga
Ajo fresco picado
Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal
Vinagre Balsámico de Vino Blanco y Mosto "Ponti"

Preparación
No tienen nada de especial, simplemente consiste en lavar los cogollos, cortar y servir con ajito frito y aceite de oliva.

Pero yo los hago de la siguiente manera. Corto los cogollos en cuartos y los lavo. Luego los pongo en una fuente cubiertos de agua y un poco de sal durante unos segundos. Preparo una rejilla y los pongo boca abajo sobre ella para que escurran el agua.

Entonces los pongo en una fuente y lo aliño con un poco de sal, unas gotas de vinagre y un poco de aceite de oliva. Los escurro, los coloco en un plato. Ponemos en una sartén  una cantidad generosa de aceite de oliva virgen y rehogamos los ajitos bien picados, dejamos que tomen color y echamos sobre los cogollos justo antes de servir.

Panna Cotta de Limón con Mermelada de Mora

Publicado por María Alonso 10 enero 2017 Etiquetas: 1 comentarios

¡Comenzamos un Nuevo Año!


Comenzamos el año dejando atrás poco a poco los dulces y los excesos, con este postre para que no se nos haga demasiado duro.... ;)
Nueva caja de Disfrutabox, la caja de este mes que se llama ..."Winter is coming ....", y nos trae productos que hacen que recibir el frío invierno se haga más llevadero... Las Cajas combinan en un mismo envío productos de belleza/cuidado personal, hogar y alimentación en tamaño real o de muestra. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento, y como novedad, te dan la posibilidad de evaluar los productos recibidos mediante unas encuestas para obtener puntos canjeables por descuentos para los próximos envíos. Como opinión personal, decir que cada vez me sorprende lo que nos ofrecen, por su precio es una pasada la cantidad de productos que envían, a veces un único producto ya casi cuesta lo que la caja entera......... ya estoy impaciente por saber que nos deparará la caja del próximo  mes....
Un sabor refrescante y suave para ir liberándonos poco a poco de los excesos navideños, sin duda las panna cotta son de mis postres preferidos, suaves y fresquitos, la única pega es que tardan un poco en cuajar, pero sin duda son un postre de lujo que siempre te hacen quedar muy bien.

Ingredientes
250ml de Crema de leche especial café "Central Lechera Asturiana" ó nata para montar
60gr de azúcar
3 hojas de gelatina o 5 gr de gelatina en polvo
60ml de zumo de limón
ralladura de 1 limón
Mermelada de Mora

Preparación
Cortar las hojas de gelatinas en trozos e hidratar con 3 o 4 cucharadas de agua, en el caso de usar gelatina en polvo, la mezclaremos con 3 cucharadas de agua. 

Poner la nata en un cazo con el azúcar y llevar a ebullición. Con respecto a la ralladura de limón podemos añadirla así, o en caso de no querer encontrar nada podemos ponerla un trozo sin nada de blanco en el líquido para que infusione y retirarla antes de mezclar con la gelatina y el zumo.

Una vez que hierva, retiramos del fuego y mezclamos con la gelatina escurrida (en el caso de usar hojas), removemos bien hasta que se disuelva por completo y cuando pierda un poquito de calor añadiremos el zumo y removemos.  Echamos en los moldes y dejamos enfriar por lo menos un par de horas, nosotros los dejamos 4 horas.

Una vez frío y cuajado, ponemos unas cucharadas de mermelada de mora encima y servimos bien fresquito.

¡Aquellos maravillosos años....!



Este año voy poco a poco con los dulces, otra receta familiar que aunque no es la original es de la misma zona y probablemente coincida, me queda pendiente confirmarlo con la Tita Lina, para ver si hemos acertado....
Haciendo el famoso Alfajor de Jaén como me sobró algo de cabello de ángel, decidí hacer uno de los dulces favoritos de mi suegro en Navidad, por eso en su recuerdo vamos a hacerlas este año, porque aunque a veces duela un poco, es bonito recordar los momentos felices.
Quise hacerlas chiquititas, son casi de bocado, como a mi marido no le dan mucho más, así con la masa tan rica que ha quedado seguro que no se resiste...

Ingredientes
  (20 empanadillas pequeñas)
  Masa:
100ml de aceite de oliva virgen
1 cucharada de anís en grano
piel de 1/4 de limón
100ml de vino blanco
1/2 cucharadita de levadura en polvo
una pizca de sal
300gr de harina aprox.
  Relleno:
250gr de cabello de ángel

Aceite de oliva suave o de girasol para freír
Azúcar para rebozar

Preparación
Poner el aceite de oliva a calentar con el anís en grano y la piel de limón, dejar dorar un poquito con mucho cuidado que no se queme, retiramos la corteza de limón y dejamos que se temple.

Echamos el vino blanco, la sal, la levadura y la harina. Yo primero eché 250gr de harina y fui añadiendo más según como veía la masa, incluso en un momento creo que me quedó algo dura. Mezclamos bien todos los ingredientes y vamos añadiendo harina poco a poco, la masa debe quedar que sea manejable y no se pegue en las manos. 

Damos forma de bola, ponemos en un cuenco, tapamos con film y dejamos reposar durante 1 hora. Una vez transcurrido este tiempo, preparamos un platito con un poco de agua y vamos estirando la masa con un rodillo, dejando un grosor uniforme. Cortamos con un vaso o un cortador de pasta de unos 8cm de diámetro. Estiramos un poco con el rodillo, untamos los bordes con un poco de agua y ponemos un poco de cabello de ángel, más o menos media cucharadita. Presionamos los bordes para cerrar la empanadilla, aplastamos un poco más con los dedos dejando el borde más fino y hacemos un borde girando poco a poco los bordes de la pasta. Yo la verdad es que lo hice con mi técnica más famosa...¡Cómo pude!, la verdad es que a veces no tengo paciencia ni maña para ello pero al final no me quedó tan mal....también podemos presionar con un tenedor los bordes, pero a mí así siempre se me sale...

Una vez listas todas las empanadillas, preparamos el aceite bien caliente y freímos las empanadillas. Yo he utilizado vitro de inducción con 9 niveles de potencia, una vez caliente el aceite lo he freído 3 minutos por cada lado entre el nivel 6 y 7, siempre vigilando que no se dorasen demasiado y dándoles la vuelta de vez en cuando. Sacamos de la sartén, dejamos escurrir sobre papel de cocina y rebozamos con azúcar.

Fuente: Empanadillas de cabello de ángel_La Alacena de la Abuela

pincha en cada imagen para acceder a su página
Top food blogs
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas

Silkomart