Bizcocho de Nata...."El Bizcocho Perfecto"

¡Sabores de la infancia.......!


He tenido que hacer este bizcocho dos veces para identificar a que me recordaba. La primera vez al probarlo me recordaba muchísmo algo de mi infancia, no sabía bien que podía ser, era algo muy intenso pero nada, por más vueltas que le daba no había manera. Como nos gustó tanto volví a hacerlo, y por fín "he caido de la burra", me recuerda a un bizcocho que hacía Gelina, es la madre de una de mis mejores amigas, bueno en realidad me crié casi con ellos y los considero parte de mi familia, ella hacía unos dulces geniales, recuerdo las bollinas rellenas de flanín que hacía, y una especie de buñuelos que ella llamaba sapos.....todo eso me hace sentir bien....
La única diferencia con su bizcocho es la nata, ella utilizaba las natas que salían de hervir la leche, un tesoro que hoy en día pocas personas pueden disfrutar, estoy segura de que si se comercializasen ese tipo de natas tendrían muchísima aceptación.
También estoy muy contenta porque por fín he conseguido hacer un bizcocho totalmente plano y esponjoso, y eso se consigue gracias a....."la paciencia", yo soy muy prisas y por esta vez he seguido las instrucciones al pie de la letra, y he horneado el bizcocho con poca temperatura y mucho tiempo......estoy tan emocionada que creo que haré muchos bizcochos.....

Ingredientes

200ml de nata para montar
3 huevos
1 sobre de gasificante El tigre
ralladura de limón
200gr de azúcar
250gr de harina

Preparación
Batimos la nata con el azúcar y las yemas hasta que esté cremoso. Añadimos la harina y el gasificante o levadura y mezclamos bien. Yo añado la ralladura de limón al final porque nos gusta encontrarnos los trocitos, si no se puede batir al principio con la nata. Ahora sí, lo realmente importante creo que es añadir las claras montadas. Montamos las claras y cuando estén listas las integramos poco a poco con la masa con movimientos envolventes yo lo hice con una cuchara.

Precalentamos el horno a 170º, forramos el molde con papel de horno untado con un poco de aceite de girasol. Horneamos a 170º durante 45 minutos con calor arriba y abajo, sin ventilador. A ver, yo lo he horneado casi 40 minutos tapado con papel de plata y los cinco últimos minutos lo destapé para que se dorase un poco. Esto en el horno convencional, el segundo que hice lo hice en un horno de estos que hay pequeños y también me ha llevado el mismo tiempo y la misma temperatura.


Fuente: "El arte de Cocinar" - Mª Luisa García

32 comentarios

  1. Puedo imaginar el sabor perfectamente; con la nata de la leche de casa mi abuela hacía también bizcochos y galletas, además de un montón de recetas. Un sabor inconfundible, único y potente, como los recuerdos. Una entrada preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Uff!! Sencillamente divino, creo que puedo entender lo que dices. Yo donde encuentro bizcochos con sabores de antes es en alguna panadería de pueblo del interior de Catalunya. Creo que siguen con las mismas formulas de hace años y salen esos bizcochos densos que se comían con leche o con chocolate a la taza.
    Creo que si influye la temperatura del horno, si está muy fuerte no sube la masa lo que debiera.
    Anoto la receta, más que nada porque tengo uno con bastante menos harina y va bien tener las proporciones de uno ya probado.
    Que tengas un buen finde.
    Besin.

    ResponderEliminar
  3. María, yo he sido de las afortunadas que tomaba esas natas que dices, recocidas, con azúcar..... eran nuestras golosinas, porque mis abuelas tenían vaquerizas....

    Delicioso el bizcocho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. desde luego si que parece el bizcocho perfecto

    ResponderEliminar
  5. Super esponjoso. Y con tan buenos recuerdos seguro que sabe mejor.
    Besitos MAría.
    ;-D

    ResponderEliminar
  6. María hermosa!! Qué dulce y entera frase "eso me hace sentir bien", sin duda los sabores y aromas de la infancia nos marcan para siempre y son nuestro mejor refugio cuando las cosas se ponen difíciles. Se ve un bizcocho exquisito! besotes

    ResponderEliminar
  7. Te lo copia quieras o no quieras...perfecto, perfecto...que bueno...al horno....fiuuuuuuuuuuuuu!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Que pinta, neni! Si que te quedó perfecto, si...

    ResponderEliminar
  9. Si que tiene buena pinta, parece super esponjoso. Lo tengo que probar, a ver si tengo timepo este finde y lo hago.

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Pues si es perfecto quiero dos trozos!!! ;) Muchos besitos guapa

    ResponderEliminar
  11. Yo recuerdo con cariño las rosquillas que hacía mi madre con esas natas, tenían un sabor único que difícilmente se consigue hoy.

    Este bizcocho doy fe que es una delicia y además a ti te quedó de órdago Maria !!!

    Besinos mil.

    ResponderEliminar
  12. Si si, se ve perfecto!! menuda textura más esponjosa que te ha quedado!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Perfecto¡¡ te ha quedado muy esponjoso y se ve rico, rico
    besos

    ResponderEliminar
  14. Que buenisimos aquellos bizcochos con nata de la leche!!!!!
    Mi madre siempre los preparaba
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Que estupendo te ha quedado. Se ve tan esponjoso... y con el colorcillo ideal. Besiños.

    ResponderEliminar
  16. Yo también he tomado esas natas en bizcochos o magdalenas y tambien untadas en pan con azúcar por encima...que tiempos aquellos!
    Si el bizcocho te recordo aquellos dulces seguro que es fantástico.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  17. Si María lo veo perfecto porque te ha salido perfecto pero es que has escogido una receta de un gran libro y de una gran cocinera, una joyita en mi casa desde que cumplí 17 años.A mi también me trae recuerdos increíbles.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Maria, tienes toda la razon, parece el bizcocho perfecto, menuda pinta tiene y si su sabor es tambien perfecto, ya será la bomba. Con tu permiso me lo anoto.

    ResponderEliminar
  19. Me fio de ti Maria, solo con ver las fotos ya apetece... así que me la copio.
    bexinos wapa

    ResponderEliminar
  20. Chiquilla, te ha salido mucho más que perfecto. Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Uno de los recuerdos de mi infancia... el tazón que siempre había en la nevera, donde mi madre iba añadiendo la nata que todos los días se formaba con la leche que nos traían a casa. Cuando el tazón estaba lleno, en mi casa era día de galletas o de bizcocho.
    He probado recetas de bizcochos, pero como la del bizcocho de natas no hay ninguna.
    Ay María..¡¡ que nos estamos haciendo mayores y no paramos de recordar el pasado. Me llevo un trocin para desayunar. Un besito

    ResponderEliminar
  22. si te recuerda a tu infancia es doblemente rico:) sapos? solo lo llamaba asi ella? pq yo no lo conozcoo jjj.
    Porque querias que te quedara 'plano'?? eso meha llamado la atencion pues se suele desear lo contrario,q suba bien no? jajajacuenta cuentaaa

    ResponderEliminar
  23. María!!! Otra asturianina que me encuentro por aquí y con recetas riquísimas!!!

    En mi casa hacíamos este bizcocho con natas caseras y la diferencia es abismal. Tienes toda la razón.

    Un besito

    Lore

    ResponderEliminar
  24. Enhorabuena por este bizcocho, va a ser verdad que es perfecto, muy esponjoso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Que buena pinta tiene se ve esponjoso besos

    ResponderEliminar
  26. Hola MAria guapa tu

    Estaba buscando una tarta de nata que fuera distinta a la receta que yo tengo, y me he encontrado la tuya que promete un montón, con tu permiso me tomo buena nota y te cuento

    ( La receta esta que comentas de los "sapos", la tienes ? ) solo con pensar lo ricos que pueden estar..hummm com Homer


    mientras mil petonets Susanna

    ResponderEliminar
  27. Yo tambien me acuerdo de la nata, yo iva a buscar la leche al prao de enfrente de mi casa, jajaja, que rico tiene que estar!, por encima del bizcocho parece que tuviera crema! bss

    ResponderEliminar
  28. Que rico ,mi abuela tambien hacia bizcochos con la nata de la leche y como nos gustaban,se ve que como comíamos pocos lo apreciábamos mas.
    Besinos

    ResponderEliminar
  29. He hecho el bizcocho y tiene un sabor buenísimo a nata y limón, lo hice en un molde de 26 centímetros, por curiosidad, ¿de qué medida es el molde usado en la foto?
    Muchas gracias por compartir esta estupenda receta

    ResponderEliminar
  30. Muchas gracias Norma, me alegro que te haya gustado, acabo de medir el molde y era de 23cm, de todos modos, si te fijas en la foto, me subió más de un lado que de otro, si tienes alguna duda más ya sabes donde estoy...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  31. Hola María, precisamente tengo natas de aldea y la verdad es que tengo bastantes, así que tengo pensado preparar unas galletas como las hacia mi abuela, pero me faltaba la receta del bizcocho, hace años la tenía pero la he perdido, así que buscando, buscando he dado con tu blog, como Asturiana que soy me llamó la atención por su nombre y me ha gustado mucho. Yo también tengo un blog, pero soy una novata en esto, aunque me gusta cocinar desde que tengo uso de razón, fueron mis hijos los que me animaron a iniciarme en esto........bueno si te apetece visitarlo mi nombre también hace referencia a nuestra tierra es Myricaciplando.blogspot.com y también puedes visitar Myricaciplando en facebook, me encantaría conocer tu opinión. Un saludo

    ResponderEliminar

¡Gracias por pasar por aquí, espero que os haya gustado!.....si alguien tiene alguna duda o quiere comentarme algo, puede utilizar este espacio o escribirme a....maralonfe@gmail.com ;)
Un besazo .......