Panna-Cotta de Chirimoya

Publicado por María Alonso 30 diciembre 2013 Etiquetas: 9 comentarios

¡Un postre suave y sano!...


Algo un poco más suave para sobrellevar los atracones de las fiestas y despedir el año, aquí lo he puesto con choco porque era para los peques, pero sin nada está genial, un postre suave con el toque justo de dulzor. La primera vez que comí Chirimoyas fue en casa de mis suegros, hace unos 16/17 años, realmente en mi casa nunca se habían comprado, no se si el hecho de ser andaluces tenía algo que ver ya que veo que se cultivan mucho por esa zona, pero ellos las comían en cuanto empezaba la temporada.

Otra panna-cotta, la verdad es que este tipo de postre nos gusta un montón, es muy sencilla de hacer y se pueden hacer múltiples versiones, si duda no será la última que haga. Un pequeño apunte, si vemos que la chirimoya está muy dulce podemos reducir la cantidad de azúcar, sería buena idea añadirlo al final, la que yo utilicé le faltaba un pelín de dulzor por eso le he puesto esa cantidad.

Ingredientes
 (4 raciones)
200ml nata
250gr puré de chirimoya
50gr de azúcar
zumo de medio limón
50ml de leche
2gr de agar-agar (6 hojas de gelatina/10gr de gelatina en polvo)

Preparación
Partir la chirimoya por la mitad y separar la carne de las pepitas con cuidado, yo lo hice con unos guantes de látex, fue casualidad, ya que tenía una herida en las manos y para evitar mojarlas tenía guantes puestos, y resultó la mejor opción porque es la mejor manera de quitar las pepitas. Rociar la pulpa de chirimoya con el zumo de limón principalmente para evitar que se oscurezca.

Poner en un cazo la leche, la nata y calentar sin que llegue a hervir. Añadir la pulpa de chirimoya, dejar a fuego medio durante unos minutos sin dejar de remover. Añadimos el azúcar, depende del dulzor de la chirimoya podemos añadir más o menos, en este momento se puede probar para decidirnos.

Si utilizamos gelatina en hojas, la remojamos, la escurrimos y la añadimos a la crema sin dejar de remover hasta que esté bien disuelta. 
Si utilizamos gelatina en polvo, mezclamos con un poco de líquido e incorporamos a la crema removiendo bien. 
Si usamos agar-agar, es muy importante usarlo en caliente, espolvoreamos con suavidad por encima de la crema sin dejar de remover y cocemos la crema durante unos dos o 3 minutos siempre removiendo.

Una vez lista ponemos en el recipiente deseado y dejamos enfriar por lo menos 3 ó 4 horas.

Stollen

Publicado por María Alonso 27 diciembre 2013 Etiquetas: , 15 comentarios

¡Bake the World....!


Por fín me he decidido a participar en Bake the World, me encanta el pan, me encanta la cocina de todo el mundo...entonces....¿por qué he tardado tanto?...

Este mes nos invitan a preparar un Stollen o Christstollen, el tradicional pan dulce Navideño Aleman, que se degusta como postre el día de Navidad o tambien durante los días del Adviento. El Stollen es un pan dulce, al estilo de los panes festivos navideños como el panetonne o el roscón, pero en este caso, se trata de un pan mucho mas denso, que además viene cargado de pasas, frutas glaseadas y almendras bien empapadas en licor, aromatizado con especias recien molidas, pieles de citricos, y en ocasiones con un relleno de mazapán. 

Yo ya había visto este pan en varias ocasiones, pero me pasaba como con los Elisen-Lebkuchen, no me decidía a comprarlos industriales. Y menos mal porque el resultado ha sido muy bueno. Yo he seguido la receta de Richard Bertinet, y sólo puedo decir una cosa fantástica..... He reducido un poco la cantidad de fruta y he elegido la que más me puede gustar, en casa no son mucho de frutas escarchadas y la verdad es que ha sido todo un acierto. Entre paréntesis pondré las cantidades de la receta original.


Ingredientes
 (1 Stollen grande)
Masa:
500 gr de harina de fuerza
10 gr de levadura fresca 
250 gr de leche tibia
100 gr de mantequilla
25 gr de azúcar
5 gr de sal
110 gr de huevo

Crema de Almendra:
62 gr de mantequilla sin sal

62 gr de almendra molida
12 gr de harina
1 huevo mediano
1 cucharada de ron

Mazapán:
(receta original 200gr en trozos) yo casero...
75 gr de almendra cruda molida
75 gr de azúcar glas
un poco de clara de huevo

Relleno:
50 gr de uvas pasas (receta original 90gr)
Cereza confitada (receta original 50gr) Yo no la puse
100 gr de cascara de limón y naranja confitada (100gr cáscaras de cítricos)
30 gr de almendra en láminas
2 cucharadas de ron
1/2 cucharadita de canela

Glaseado:
50gr de mantequilla sin sal
1 tapón de ron
azúcar glas

Preparación
En un cuenco poner la harina, la levadura desmenuzada, la leche tibia, la mantequilla fundida, el azúcar, la sal y los huevos. Mezclar con ayuda de una rasqueta, hacer una bola y dejar levar 1 hora y media. Yo no le dí forma de bola porque me han salido sabañones y no está el horno pa bollos, simplemente lo dejé dentro del cuenco tapado con film de cocina en una habitación tibia.

Podemos aprovechar para hacer el mazapán, para ello mezclamos la almendra y el azúcar, empezamos a amasar un rato hasta que la almendra comienza a soltar su aceite, si vemos que está muy seca podemos añadir un poco de clara de huevo, dar forma de churro y envolver en film de cocina.

Mientras, preparamos los ingredientes del relleno y los pondremos todos juntos en un cuenco. Y la crema de almendra, para ello, mezclamos bien todos los ingredientes hasta obtener una crema fina, reservamos tapando con film de cocina.

En el mismo cuenco añadir los ingredientes del relleno y mezclar bien. Volvemos a dar forma de bola y dejamos reposar unos 30 minutos.

Espolvorear la encimera con harina y sacar la masa del bol, dar forma rectangular, repartir toda la crema de almendra por encima y el mazapán en trozos o dándole forma de churro. Plegamos la masa de la forma típica, que es como si envolviésemos a un bebé con una manta, poniendo un lateral de la masa sobre el centro de la masa y luego el otro, dejaremos el cierre hacia arriba. Dejamos levar durante 2 horas o dos horas y media.

Precalentamos el horno a 180ºC y horneamos unos 30/35 minutos. El mío era un poco grande y lo tuve 40 minutos pero con cuidado que ya sabemos lo que pasa con los hornos, un par de minutos de más pueden hacernos la fiesta...

Fundir la mantequilla con el ron para el glaseado. Cuando esté listo el stollen, sacar del horno y sin que se enfríe,  pintar con el glaseado y espolvorear con azúcar glas hasta que quede completamente cubierto... Dejar enfriar en una rejilla y listo..

Pollo Relleno con Castañas y Manzanas

Publicado por María Alonso 26 diciembre 2013 Etiquetas: 5 comentarios

¡Qué ganas tenía de hacer algo así!...


Hace ya mucho tiempo que tenía ganas de hacer este pollo relleno, pero por una cosa o por otra no me había lanzado. El pollo está deshuesado por completo menos las alas, me encantaría poner un paso a paso o una explicación de como lo hice, pero es que lo hice....¡cómo pude!, mi idea era sacarlo todo sin cortar el pollo y lo conseguí, en internet hay miles de vídeos y tutoriales de como hacerlo, si no, siempre podremos comprarlo deshuesado que casi es la mejor opción.

La receta me la he imaginado, sabía que quería ponerle castañas y manzanas, pero siempre que veo recetas de pollo relleno llevan carne de cerdo o incluso ternera, y yo no quería eso, quería pollo relleno que supiese a pollo y al relleno que yo eligiese. Nos ha gustado un montón, la verdad es que para volver a repetir, es un receta que cunde bastante, el pollo era de un poco más de  3kg con hueso, y comimos 4 personas y casi sobró la mitad, también es verdad que nos comimos unos cuantos canapés delante.. 


Antes de empezar un par de puntualizaciones, yo he utilizado manzanas Asturianas y eran más bien pequeñas y jugosas, yo creo que se podrían sustituir por unas royal gala. Las castañas también las he hecho yo, de un modo más bien express y a mi manera, pueden comprase ya hechas incluso utilizar crema de castaña, pero merece la pena encontrar los trocitos, y muy rápido de hacer.

Ingredientes
 (6 personas)
1 pollo con hueso de unos 3kg o 1 pollo deshuesado
500ml de caldo pollo
1 cebolla mediana
2 manzanas
1 chorrito de vino blanco
Sal, pimienta negra y aceite de oliva

Relleno
1 cebolla pequeña pochada
4 muslos de pollo picados
6 orejones picados en trocitos
12 castañas en almíbar en trocitos
2 manzanas pequeñas
1 huevo
2 cucharadas de vino blanco de montilla
sal y pimienta negra

Castañas en almíbar:
250gr de azúcar
175gr de agua
1/2 ramita de vainilla
12 castañas grandes

Acompañamiento:
Puré de patata

Preparación
Lo primero que haremos el día anterior serán las castañas. Para pelarlas simplemente les hacemos un pequeño corte en la piel y las ponemos a cocer unos 10/15 minutos, yo puse muchas casi 1kg las cocí 15 minutos y fue suficiente. Cuando el agua empiece a perder calor y podamos coger las castañas, las pelamos con cuidado con un cuchillo de punta intentando que no se rompan, yo realmente puse en almíbar castañas enteras y trozos y quedó muy bien. Preparamos un almíbar y cuando empiece a espesar ponemos las castañas y cocemos a fuego bajo durante 15 minutos aproximadamente, si vemos que las castañas son muy harinosas y empiezan a deshacerse las retiramos del fuego. Dejamos reposar las castañas en el almíbar hasta el día siguiente.

Si nos decidimos a deshuesar el pollo, mejor hacerlo antes de hacer la receta y congelarlo, más que nada porque si lo dejamos para última hora y nos desesperamos ya no será lo mismo, yo acabé un poco agotada deshuesándolo, en esta ocasión fui previsora y lo había hecho un mes antes. Es importante no cortar la piel de alrededor del pescuezo y de sus "partes más nobles", nos ayudarán a cerrar para que no se salga el relleno, si se opta por cortar por la espalda, habrá que coserlo muy bien y tampoco habrá problema. De todos modos, sinceramente, no se si volveré a repetir la experiencia, depende como me de, porque hoy en día es fácil encontrar pollo deshuesado en cualquier carnicería, pero...no se... porque también la satisfacción que da haberlo conseguido...jeje..

Bueno, vamos al relleno, picar los muslos con la picadora, he elegido muslos porque son la parte más jugosa del pollo, ponemos en un bol, junto con todos los ingredientes del relleno, salpimentamos y mezclamos bien. 
Salpimentar el pollo por dentro y por fuera, y cerrar una de las aberturas cosiéndolo con hilo o a lo bruto como hice yo...con una brocheta, como dejé piel de sobra fue suficiente. Antes de meter el relleno, con un cuchillo pequeño de punta, hice unos  cortes en la parte de la pechuga para que se impregnase mejor del sabor del relleno y quedase lo más jugosa posible. Rellenamos el pollo y cosemos. Ahora vamos a ponerlo bonito, mi pollo daba risa verlo, al no tener huesos estaba ahí "espatarrao" que parecía que se había tomado más cerverzas de la cuenta y le había dado algo, y me dije que sería mejor "recogerlo" un poquito con hilo de cocina, lo até para que tuviese un poco más de forma, lo uní por los extremos de los muslos con una brocheta y luego lo até alrededor hasta llegar a las alas para que quedase con su forma "casi" original. Untar el pollo con el aceite de pochar la cebolla.

Poner en una bandeja la cebolla en gajos y la manzana cortada en trocitos, añadir el caldo de navidad, poner el pollo encima con la parte de la pechuga hacia abajo y hornear durante media hora a 220ºC. Es muy importante ir echándole el caldo por encima de vez en cuando y pinchar un poco para que el pollo deje de inflarse y tome el sabor del caldo. Ahora uno de los momentos más importantes, o el momento en que piensas...¡dios....¿qué he hecho?!.....¡darle la vuelta al pollo!. Evidentemente, un pollo relleno, no tiene el mismo cuerpo que uno con hueso, encima pesa más, y encima el relleno aún está medio crudo y la parte fina está hacia arriba, intenté "hacerlo rodar" sobre sí mismo intentando no romper la piel de abajo y de repente un lateral se agrietó....no voy a escribir todo lo que dije y pensé porque no queda muy bien...jeje.... Momento crisis, marido en la cocina....¿te ayudo?, yo histérica ...¡Nooo!..¡déjame pensar!, ¡déjame sola!....¡es pa matarme! encima que me quieren ayudar, jaja....y entonces encontré la solución....con dos espátulas planas las pasé por debajo del pollo desde el pescuezo a las patas, lógicamente a lo largo es más difícil que se rompa..., y lo saqué a una tabla, quité toda la salsa de la bandeja y la limpié, puse encima de la bandeja y le dí la vuelta al pollo como si se tratase de una tortilla. Reservé la manzana y la cebolla en un bol y volví a añadir todo el líquido en la bandeja. Entonces lo horneé a 190º durante 40/45 minutos mas, siempre dependiendo del horno, sin olvidarme de ir echando el caldo por encima durante el horneado y pinchando un poquito. Si vemos que se dora demasiado podemos tapar con un poco de papel de aluminio, es importante que el relleno quede bien hecho.

Todo esto que he escrito es un poco rollo, pero creo que es útil, no todo es siempre tan bonito como hornear y listo, muchas veces a la hora de hacer algo surgen complicaciones, lo que pasa es que no todo el mundo lo cuenta. Si todo esto le vale a alguien para que al darle la vuelta no lo gire y lo agriete como a mi me pasó la primera vez, me doy por satisfecha, a mi no se me partió por completo de milagro, para que se vea, si os fijáis en la parte de la izquierda se ve como casi se sale el relleno... :'(

Bueno pues en resumen, el pollo se hornea media hora por el lado fino a 220ºC, se le da la vuelta y se hornea 40/45 minutos a 190º, regándolo con el caldo y pinchándolo de vez en cuando y listo.

Justo antes de servir preparamos el puré de patata, yo soy muy "tiquismiquis" para las comidas preparadas, pero para estas preparaciones siempre uso puré de patata en bolsa y lo hago un poco más espeso de lo que pone en las instrucciones....manías que tiene una, pero no se...me parece que queda mejor, le añado un poco de mantequilla, pimienta negra y más leche que agua. Preparamos la salsa de manzana, batimos bien con la batidora y aligeramos hasta que esté a nuestro gusto con el caldo de la bandeja del horno.

Quitamos los hilos y las brochetas al pollo, cortamos en rodajas y servimos acompañado de la salsa de manzana y el puré de patata. Yo también he puesto un par de castañas en almíbar para acompañar...¡riquísimo!.

Alfajor de Jaén

Publicado por María Alonso 24 diciembre 2013 Etiquetas: 5 comentarios

¡Feliz Navidad!



Hoy otra receta muy familiar, más bien la receta por excelencia de la familia paterna de mi marido. He insistido en hacer esta porque así la hacía la abuela de mi marido, su tía y su madre, he visto alguna por internet pero yo quería esta. En su día la apunté con la Abuela Josefa y la Tita Lina, y la verdad es que no se donde la puse, menos mal que Lina me llamó hace un par de días y al final me puse manos a la obra.
Realmente este dulce no es de los más solicitados, a mi marido en concreto no le da mas, incluso Lina me ha dicho que no lo ha hecho porque casi nadie lo quiere. Aún así, he querido hacerlo para no olvidarlo, para mis hijos, para recordar, por mi suegro que le encantaba el cabello de ángel, por Lina, por mi suegra Tere y por la Abuela que se reunían y pasaban las horas pelando y moliendo frutos secos haciendo este dulce de familia y por supuesto por el Abuelo Miguel.
Aprovecho esta entrada tan especial para felicitar las Fiestas, por los que están y los que no están, es momento de pensar en nuestros niños que mantienen intacta su ilusión, que disfrutan como nadie, pero aunque a veces duela, también es momento de volver a nuestra niñez a nuestros recuerdos, a pensar aquellos momentos en los que todo era alegría y felicidad y que compartíamos con muchos que ahora no están.

Felicitamos porque es lo que toca, pero mi mayor deseo para todo el mundo, es que aprovechemos el día a día, no sólo en estas fechas. La vida da muchas vueltas y en un segundo tu vida puede cambiar por completo. Disfrutemos de los que tenemos al lado y seamos sinceros con ellos, no hay nada peor que la falsedad, la mentira y la hipocresía, no esperemos a darnos cuenta cuando sea demasiado tarde.... A pesar de todas estas reflexiones un poco tristes y duras.... ¡Feliz Navidad!, la vida es bonita tenemos que tomar lo mejor de lo que nos ofrece...que es mucho..

Ingredientes 
 (6 tabletas)
500gr de Almendra marcona cruda
250gr de nuez
250gr de cacahuetes tostados pelados (400/450gr con cáscara)
ralladura de 1/2 limón
zumo de 1 naranja
500gr de cabello de ángel
1/2 rama de canela
500gr de azúcar
1/2 taza de agua
8 cucharadas de pan rallado
Obleas blancas para turrón

Preparación
Antes de empezar un par de puntualizaciones:
* yo he hecho la mitad de estas cantidad y para nosotros ha sido suficiente.
* el pan rallado se utiliza para se "trabe" la masa, si echamos mucho al enfriar se secará demasiado.
* el cabello de ángel es mejor casero, pero no pude encontrarla y además las cidras son enormes.
Bueno ahora al lío.....

Lo primero que haremos será pelar los cacahuetes, les quitamos la cáscara y la piel y reservamos. Luego tostamos la almendra en el horno durante unos minutos hasta que empiece a dorarse, y removiendo para que no se quemen. Tostar la nuez, para ello simplemente la dejamos un par de minutos en el horno. Yo los tosté a 180º, siempre removiendo y vigilando, unos segundos de más pueden ser fatales, si se queman amargarán. Dejamos enfriar y picamos con una picadora. La nuez la podemos frotar un poco antes de picarla para que se caiga parte de la piel.

Preparamos el almíbar, para ello ponemos en una olla el azúcar, el agua y la rama de canela. Lo dejamos cocer unos 8 minutos a fuego medio hasta que haga hebra media, siempre vigilando que no se dore demasiado y removiendo de vez en cuando. Mientras tanto, rallamos el limón y mezclamos con el zumo de naranja.

Bajamos el fuego al mínimo y añadimos zumo y la ralladura de limón. Añadimos también los frutos secos molidos y el cabello de ángel. Removemos bien hasta que esté completamente mezclado, dejamos un par de minutos en el fuego sin dejar de remover.

Fuera ya del fuego añadimos el pan rallado, yo he puesto poco para probar porque prefería que quedase más bien blando que duro. Mezclamos bien y reservamos.  Cortamos la oblea en 12 trozos, con forma de tableta de turrón. Repartimos la masa sobre ellas, intentando extenderla con una cuchara, tapamos con la otra parte de la oblea y dejamos enfriar sobre una tabla. Puede ser necesario darle la vuelta de vez en cuando, ya que al absober la humedad la oblea tiende a curvarse. Para guardar yo las he envuelto en film de cocina, porque no quería que se secasen más y las he guardado una sobre otra en una caja.

Fuente: Tita Lina

Turrón de Chocolate con Fresa Crunch

Publicado por María Alonso 20 diciembre 2013 Etiquetas: 9 comentarios

¡Un nuevo turrón.....!


Tenia pendiente este turrón desde el año pasado, he cambiado un par de cositas y aún me queda perfeccionar algo más ya que se rompe algo al cortarlo. Nunca he comprado turrón de chocolate, realmente a mi "no me da más" como decimos en mi tierra, pero mis peques son muy golosos y no he podido evitar tener que hacerlo. 
Para darle un toque de originalidad he usado unas bolitas de cereales de chocolate y unos trocitos de Fresa Crunch. Fresa Crunch son trocitos dulces y crujientes de fresa que podemos utilizar para cualquier elaboración de repostería o como en este caso en la elaboración de chocolates. Es seguro que no deja a nadie indiferente.
Para este turrón, lo mejor es utilizar manteca de cerdo, pero yo no tenía y he usado mantequilla, varía un poco el sabor ya que la manteca es más neutra. Pero como cuando hago los bombones uso mantequilla y están riquísimos, me apañé sin ir a por la manteca.

Ingredientes
  (1 tableta)
150gr de chocolate con leche
50gr de chocolate fondant
30ml nata para montar
50gr de manteca de cerdo o mantequilla
10gr de Fresa Crunch 
20gr de cereales de chocolate

Cobertura:
80gr de chocolate fondant
1 cucharadita de nata
1 cucharadita de mantequilla

Preparación
Fundir en el microondas el chocolate durante un minuto y medio al 80% de potencia. Sacar y remover, si vemos que necesita un poco más de tiempo lo volvemos a meter, pero siempre con cuidado ya que el chocolate mantiene el calor y seguirá deshaciéndose una vez fuera del microondas.

Derretir la manteca o la mantequilla unos segundos en el microondas e incorporar a la mezcla de chocolates. Remover bien y añadir los cereales y el Crunch de Fresas. Echar en un molde forrado con papel de horno o en un molde de plástico o silicona, yo usé papel porque mi molde era medio brik de leche. Dejar enfriar y desmoldar.

Preparar la cobertura de chocolate fundiéndolo en el microondas con la mantequilla y la nata a potencia media durante unos segundos, yo voy poniendo de 10 en 10 y mirando. Remover bien hasta que el chocolate se deshaga, se mezcle bien y empiece a brillar. Dejar que se temple un poquito y dejar caer sobre la tableta de turrón, extender con una cuchara haciendo ondas o rallar con un tenedor para decorar. Esta cobertura queda blandita como se ve en la foto, si la tocamos se marca un poco, puede cubrirse solo con chocolate fundido pero a nosotros nos gusta más así.

Berenjenas Rellenas y Degustabox Gourmet

Publicado por María Alonso 18 diciembre 2013 Etiquetas: 4 comentarios

¡Verdurita....!


Me imagino que es común que al principio de "nuestra salida del nido" en nuestras nuevas casas repitamos platos hasta llegar a aborrecerlos..... A nosotros nos pasó con unos cuantos...como por ejemplo...la tarta de queso con mermelada de fresas...., y si encima algunos eran para congelar y de ese tema tampoco controlábamos mucho....¡acabamos!...., ese caso en concreto es el de la lasaña, algunos platos eran ya tan famosos que se extrapolaban a la casa de los amigos....."caso mousaka".... recuerdo unas navidades que iba por casa de mis amigas ...¡haciendo mousaka!....
De nuevo Degustabox llega a nuestra casa, este mes como las fechas acompañan han seleccionado una serie de productos gourmet que harán nuestras delicias. Personalmente de las cajas que he probado ha sido la que más me ha gustado con diferencia, y eso que está tan recientita que no he podido probarlo todo. Me gusta todo y me parece de lo más original, todavía se puede conseguir hasta el día 31 de este mes por solo 9.99€, está genial y es muy sencillo realizar el pedido, podemos incluso regalarlas, además no hay compromiso de permanencia. 
La Caja Gourmet de este mes trae un libro de recetas de "La Vieja Fábrica", dos recetas, una felicitación chulísima y estos productos:

*1 tarro de mermelada de Arándanos "La Vieja Fábrica"
*1 bolsa de Chips de queso cheddar con cebolla roja "Kettle"
*1 bolsa de Chips de sal marina y pimienta negra molida "Kettle"
*1 paquete de pastas Garofalo Mafalda Corta
*1 bote de salsa de tomate y aceitunas Garofalo
*1 brik de crema de verduras seleccionadas y berenjenas asadas Knorr
*1 sobre de crema de espárragos verdes y esparragos blancos Knorr
*1 botellita de zumo de clementina suaver Premium Juice&Nectars
*1 lata de Bayas de Enebro Cocktelea para nuestros cócteles y ginebras.
*1 bolsa con bombones Lindt de todos los sabores....realmente deliciosos.


¡Imposible resistirse...!

Lo primero que he usado es esta salsa de tomate de la marca Garofalo, está deliciosa, podemos sustituirla por un sofrito casero, pero así merece la pena probarla, es pura casualidad, pero en mis principios yo las hacía con una salsa parecida a esta, no se si se llamaba siciliana, una receta la de hoy llena de recuerdos...

Ingredientes
3 berenjenas grandes
Salsa de tomate y aceitunas Garofalo
3 latas de atún en aceite pequeñas
Queso rallado
Aceite de oliva
Sal

Preparación
Cortar las berenjenas longitudinalmente por la mitad. Con la ayuda de un cuchillo de puntilla y una cucharilla, vaciar la berenjena dejando una pared fina de carne pegada a la piel, con cuidado de no romperla. Espolvorear con sal las berenjenas vacías y poner boca a abajo en un plato o un escurridor. Picar el resto de la carne de berenjena en trozos medianos y espolvorear con sal, dejar "sudar" en un colador.

Pasar la berenjena por agua fría para quitarle la sal y escurrir muy bien, apretar con las manos para quitar el exceso de agua. Poner en una tabla y picar en trocitos pequeños con un cuchillo. Saltear en una sartén con aceite de oliva hasta que esté casi hecha, echar un chorrito de vino blanco y cuando evapore el alcohol añadir la salsa de tomate y aceitunas. Dejar cocer unos 10 minutos hasta que el relleno esté listo. Por último escurrir el atún e incorporarlo a la salsa, rectificar de sal y dejar cocer a fuego suave 5 minutos.

Lavar las berenjenas vacías y secar con papel de cocina. Echarle un chorrito de aceite y hornear a 220º durante 5-10 minutos dependiendo de lo gruesas que sean las paredes. Sacar del horno, rellenar con el sofrito y hornear a 180º durante 15 minutos. Me he reservado el queso para el final porque no quería que se dorase demasiado. Poner el queso por encima de las berenjenas y gratinar 5 minutos.

Rosquillas de San Leandro

Publicado por María Alonso 16 diciembre 2013 Etiquetas: 15 comentarios

¡Ya están aquí las Fiestas...!..


Si hay un libro típico en la mayoría de las cocinas asturianas ese es "El Arte de Cocinar" de Mª Luisa, el mío era de mi abuela y es mi más preciado recuerdo de ella. Es increíble como hace ya más de 40 años, esta señora publicó en su libro, recetas de turrones, helados y cantidad de platos que muchas veces hoy en día se presentan como lo más novedoso...

Estas rosquillas están muy buenas, el baño blanco lo he hecho a mi manera, y creo que me ha gustado más así que el típico duro, o el que pone en la receta original. Incluso mejora el sabor a anís, están muy muy buenas, a mi me recuerdan a las rosquillitas pequeñas que vienen en las bolsas de revoltijo que se da en Asturias cuando vienen los Reyes Magos.

Ingredientes
(12 grandecitas)
250gr de harina (yo puse 50gr más)
100gr de Anís
1 huevo y medio
8gr de levadura de repostería
5 cucharadas de aceite de oliva suave frito
100 gr azúcar
Glaseado
8 cucharadas de azúcar glas
2 cucharadita de anís
4 cucharaditas de agua

Preparación
Lo primero que haremos será freír el aceite y dejar enfriar en un bol. Mientras batimos los huevos con el azúcar hasta que espumen, añadimos el anís, la harina, la levadura y el aceite. Mezclamos bien y hacemos una bola. Queda una masa suave algo blanda, si vemos que está demasiado blanda, añadimos un poco más de harina, en mi caso tuve que añadir 50gr mas. Dejamos reposar en la nevera durante 1 hora aproximadamente.

Preparar una bandeja de horno con papel de cocina engrasado o silpat. Untarse las manos con aceite e ir tomando porciones de masa. Daremos forma de bola y le haremos un agujero en medio, depositar encima de la bandeja y continuar el proceso. Hornear a 180ºC durante 15 minutos, revisando como siempre ya que cada horno es diferente. 

Una vez que hayan enfriado, bañaremos con la glasa. La glasa yo la he ido haciendo un poco a ojo, debe quedar líquida pero no demasiado para que no se nos resbale por la rosquilla, recomiendo hacer con las medidas que he puesto y si queda muy líquida le añadiremos un poco más de azúcar hasta obtener la textura deseada. Bañar las rosquillas con la glasa y dejar escurrir en una rejilla. Este glaseado queda blandito, a nosotros y a nuestros dientes nos gusta más que esos tan duros...., recomiendo probarlo.

Turrón de Nata y Anacardos

Publicado por María Alonso 15 diciembre 2013 Etiquetas: 6 comentarios

¡El nuevo Rey de los dulces navideños!....


He descubierto algo nuevo, el Turrón de Nata y Nueces que publiqué hace 3 años, es de las recetas que más me ha triunfado hasta hoy, lo se por qué a parte de que está muy bueno,  mucha gente lo ha hecho y me lo ha dicho. 
Ultimamente no se que me pasa con las nueces, no nos sientan muy bien, incluso a veces amargan. Este año no iba a hacer el turrón, y en el último momento se me ocurrió pensar...¿y si lo hago con otro fruto seco?.... Me encantan los anacardos, hasta tal punto que no los compro nunca, soy capaz de comerme una bolsa de una sentada, y eso....¡está muy mal!, su sabor tiene un no se qué, que me hace comer sin parar, ese regustillo tan rico.....
A partir de ahora ya siempre haré este turrón con anacardos, está buenísimo, mucho más bueno que con nueces, sin duda, algo que merece probar, por favor hacerlo....¡qué es super fácil!. Como no tenía anacardos sin sal he hecho un truqui, los pasé un instante por agua caliente y rápidamente los sequé, los puse en una sartén sin nada unos segundos para que se secasen y listo...

 (1 tableta)
60ml de nata de nata para montar
150gr de almendra molida
150gr de azúcar
60gr de anacardos tostados troceados a cuchillo
4 medios anacardos  para decorar

Preparación
Hacer un almíbar espeso con la nata y el azúcar, cuando esté listo retiramos del fuego y añadimos la almendra y los anacardos troceados. Mezclar bien todo, veremos como la masa adquiere un aspecto seco parecido al mazapán.

Antes de hacerlo preparé la caja forrándola con papel de horno, corté  trozos de la medida de la caja y los coloqué en la caja en forma de cruz dejando los extremos algo largos para tapar el turrón con todas ellas. Echar la mezcla en el molde estirar con una cuchara o con la mano ya que a medida que pasa el tiempo se queda algo dura, poner las medias nueces para decorar. Tapar con los trozos de papel sobrante y dejar reposar y tomar forma por lo menos de un día para otro. Yo pasados unos días le quité el papel y la envolví en film transparente y ya está "a buen recaudo" en una cajita esperando las Navidades.

Tartaletas de Mandarina

Publicado por María Alonso 13 diciembre 2013 Etiquetas: , 11 comentarios

¡Un postre de lujo...!


Hoy unas ricas tartaletas originales y llenas de sabor. La masa lleva el toque original del cardamomo, no es indispensable pero es muy especial, mi cara esperando a ver lo que decían mis peques era un poema, definitivamente estoy criando pequeños gourmets. El otro día hice una tortilla con parte del relleno de la patatas asadas, y por error usé para cuajarla un aceite aromatizado con albahaca pensé que la había liado...pero fue un éxito total, incluso con Enol que la tortilla "no le da más".

Bueno.., un par de puntualizaciones antes de ir al lío, se me ha olvidado poner un ingrediente en la crema, es lo que tiene hacer estas tartaletas y un Stollen a la vez, pero no hay problema porque del Stollen también se me olvidó otra cosa, osea que todos en paz. Aquí fue la mantequilla para la crema, aún sin ella está deliciosa, pero por si acaso la pongo. Otra cosa...he congelado una tartaleta para mi maridín, que anda de excursión por "Las Asturias", a ver que tal queda descongelada, editaré para comentar si quedan bien o no....

Ingredientes
 (4 tartaletas)
Base:
60gr mantequilla sin sal
47gr azúcar glas
1/2 huevo L 
94 gr de harina
1gr de semillas de cardamomo
1/2 pizca de sal
5gr de cacao en polvo

Crema:
60gr de azúcar
1 huevo y medio
3 yemas
58gr de mantequilla (a mi se me olvidó)
80ml de zumo de mandarina
ralladura de 2 mandarinas 
15gr de harina

Decoración :
1 mandarina en gajos
ralladura de mandarina en tiras
1 cucharada de azúcar
1 cucharada y media de agua

Caramelizar:
4 cucharaditas de azúcar moreno 
4 cucharaditas azúcar blanca

Preparación
Lo primero que haremos será la masa, para ello ablandamos la mantequilla un poco en el microondas y mezclamos con el resto de los ingredientes. El cardamomo lo he molido con un mortero de piedra y lo he pasado por un colador para quitar los pizcos grandes, si se usa molido, utilizar un poquito menos, da un sabor bastante intenso. Yo directamente forré las tartaletas, pulvericé los moldes con spray dubor, y dividí la masa en 4 bolas. Repartir bien la masa dejándola del mismo grosor y guardar en la nevera durante unos 30 minutos.

Para hacer la crema batimos en un cazo todos los ingredientes, tienen que quedar espumosos y sin grumos, yo usé la batidora antes de ponerlo en el fuego por si acaso. Si ponemos la mantequilla la fundimos en el microondas, y lo más importante....¡la sacamos de ahí!, yo me la encontré cuando ya estaba enfriando la crema, jeje...  Cocemos a fuego bajo hasta que empiece a espesar, sin dejar de remover con unas varillas, que no entre la prisa, al principio parece que no espesa pero rápidamente notamos que la crema empieza a tomar cuerpo y en unos segundos está lista. Dejamos enfriar en un cuenco tapada con papel film tocando la crema para que no se quede dura la parte superior.

Horneamos las tartaletas a 180º durante 10-12 minutos, antes de meter al horno pinchar la base con un tenedor y cubrir con legumbres para que no suba durante la cocción, una vez listas sacar de los moldes y dejar enfriar en una rejilla.

Mientras horneamos es el momento de hacer los adornos, ponemos el agua y el azúcar a hervir y cuando burbujee añadimos los gajos de mandarina y la piel. Tengo que confesar que el almíbar lo hice a ojo, si está muy espeso se puede añadir un poco de agua. Bajamos el fuego y dejamos cocer durante unos 10 minutos, con cuidado de no pasarnos, yo casi la lío. Sacamos la mandarina y la ponemos encima de una rejilla a escurrir, yo con las tiras de piel hice unos nudos que creo que no se aprecian muy bien en la foto, para ello es importante hacerlos cuando esté calentitos, si no se endurecerán y no habrá manera.

Rellenar las tartaletas con la crema, espolvorear con la mezcla de azúcar y caramelizar con un soplete, adornamos con la mandarina y listo...

Inspiración: Tangerine Creme Brulees Tartelettes_Tartellete

Patata Asada Rellena

Publicado por María Alonso 12 diciembre 2013 Etiquetas: , 8 comentarios

¡Patatas de Feria....!


Tanto tiempo viendo como dirían en mi tierra..."estas enormes patatonas" y todavía no me había decidido a probarlas. Aquí es muy típico comerlas en las Ferias, y pueden rellenarse de multitud de ingredientes y acompañarse de todo tipo de salsas. 
Una vez más opto por la simplicidad, patatas con un buen aceite, cebollita pochada y un jamón ibérico para chuparse los dedos. 
En este caso, el jamón lleva "0" cocción, simplemente mezclado el resto de relleno, para que cuando gratinemos el queso, el calor del relleno haga que se temple y podamos disfrutar de ese sabor tan bueno que tiene el jamón ibérico de calidad.

Ingredientes
  (4 personas)
4 patatas grandes
jamón ibérico Cerex 
1 cebolla pequeña
queso rallado al gusto
Aceite de oliva virgen
Sal y pimienta negra

Preparación
Puede hacerse en horno, pero yo lo he hecho en microondas para acelerar el proceso. Lavar bien las patatas y pinchar con un palo de brocheta. Poner en un plato, tapar con la tapa del microondas y cocer en el microondas a máxima potencia durante unos 20 minutos, dependiendo del tamaño de la patata y de la variedad, yo si son grandes pongo 5 minutos por patata, pero podemos poner un poco menos e ir pinchando a ver si ya están cocidas.

Una vez listas, sacamos del microondas y dejamos templar. Picar la cebolla muy pequeñita y pochar en el microondas a máxima potencia durante 5 minutos, hay que tener cuidado e ir mirando vaya a ser que sea poca cantidad y se nos chamusque.

Cortamos la parte superior de la patata y la vaciamos con una cuchara, dejando una "pared" de patata no demasiado fina para que no se nos rompa. Yo sólo he utilizado la carne de dos patatas, lo que me sobró lo usé para un puré. Mezclar en un bol la patata, la cebolla con su aceite y el jamón. Salpimentamos el interior de la patata y el relleno si es necesario, depende del jamón. Rellenamos las patatas hasta hacer una montañita, echamos un chorrito de aceite de oliva por encima y cubrimos con queso rallado.

Meter al horno a gratinar unos 10 minutos hasta que esté a nuestro gusto. También podemos dejarlas hechas por la mañana y calentar a la hora de comer, entonces el tiempo sería un poco mayor.

Inspiración: Patata Asada Rellena_Webos Fritos

Crema de Berenjenas

Publicado por María Alonso 11 diciembre 2013 Etiquetas: 10 comentarios

¡Una nueva crema para cenar....!


En casa lo que más apetece para cenar cuando llega el frío son las sopitas y las cremas. Siempre había pensado en la crema de berenjena, pero hasta que un día me dio por buscar en internet no me había planteado la posibilidad de hacerla, sinceramente pensaba que no sabría bien.
En mi búsqueda apareció uno de mis blogs favoritos, y esto es genial, porque hace que mi búsqueda se acabe en ese instante, y  como siempre....¡éxito asegurado!. El tema del amargor de la berenjena es complicado, Carlos me comentó que ellos la prueban en crudo porque no todas amargan, pero que por si acaso la pusiese a "sudar".
He seguido todos los pasos con paciencia y mimo, sofriendo la verdurita poco a poco y el resultado ha sido buenísimo, la recomiendo totalmente.

Ingredientes 
  (4 personas)
2 berenjenas medianas
1 cebolla mediana
2 patatas pequeñas
2 tomates pera medianos rallados
caldo de pollo
Pimentón dulce
Queso curado al gusto (a mi se me olvidó)
Aceite de oliva virgen, sal y pimienta negra
Para acompañar: jamón picado

Preparación
Lavar la berenjena, cortarla en cubos sin pelar, poner en un escurridor y espolvorear con sal, dejar sudar mientras preparamos la cebolla.

Pochar la cebolla picada con 3 cucharadas de aceite. Cuando esté bien dorada, aclarar la berenjena con agua, añadirla y rehogar a fuego lento durante 20 minutos removiendo de vez en cuando. A mitad de cocción añadiremos las patatas cortadas en cuadraditos.

Una vez listo, añadiremos el pimentón y rehogamos unos instantes. Echamos el tomate, removemos bien y dejamos freír un par de minutos. Cubrir toda la verdura con caldo de pollo y dejamos cocer durante 20 minutos mas o hasta que la patata esté cocida. La sal yo la añadí al final, ya que al haber puesto a "sudar" la berenjena a veces  chupa algo de sal en este proceso. 

Añadimos el queso y batimos con la batidora, si vemos que queda muy espesa aligeramos con un poco de agua o caldo hasta obtener el punto que más nos guste. Salpimentamos y servimos calentita acompañada de jamón picado.

Fuente: Crema de Berenjenas_Mercado Calabajío

Cordero Guisado

Publicado por María Alonso 09 diciembre 2013 Etiquetas: 10 comentarios

¡Receta familiar....!


Otro clásico que nunca falla y que estaba pendiente de anotar aquí. Además es una receta de familia, así lo hace mi madre y la verdad es que siempre sale buenísimo.
Yo tenía la pierna de cordero entera, pero lo ideal es tenerla cortada en trozos, a ser posible por el carnicero con las sierras que dejan el corte limpio. Si hay algo que no soporto es encontrarme huesecillos en la comida sin contar con ellos, estar masticando y morder hueso puede hacer que incluso deje de comer, es una manía que no he podido superar. Para evitar eso, en este caso lo que hice fue quitar toda la carne del hueso y cortarla en trozos. A la hora de hacer la carne metí también el hueso para obtener todo su sabor y fue una idea genial. Además para comer es muy cómodo, toda la carne lista para comer.....
Este plato es de estos que cada vez que lo comes piensas...¿por qué no lo hago más a menudo?, eso sí, hay que preparar barra y media de pan.....¡por lo menos!.....porque está para morirse.

Ingredientes
1 pierna de cordero de 1kg y medio
 Adobo:
3 dientes de ajo picados
Perejil
1 o 2 cucharadas de Aceite
1/2 copa de coñac

 Para cocinar:
Sal, Agua y Coñac

Preparación
Quitarle el hueso a la pierna de cordero y cortar la carne en trozos medianos. La noche anterior adobar la carne con el ajo, el perejil, el aceite y el coñac. Poner en una olla tapada y dejar en la nevera durante toda la noche.

Escurrir bien la carne y dorar en una sartén con aceite de oliva bien calentito. Cuanto más dorado esté mejor sabe, hay que tener paciencia para que tome color, esto va por mí que enseguida me entran las prisas...jeje... También doré un poco el hueso "re-pelado" con el poquito de carne que le había quedado.

Colar el aceite de dorar el cordero y ponerlo en una olla.  Poner la carne, un chorrito de coñac y agua hasta casi cubrir el cordero, poner también el hueso. No poner sal, se pone al final.

Si lo hacemos en olla rápida tenemos que cocerlo unos 45 minutos, lo suyo es cocerlo ese tiempo y una vez que la olla pierda presión probar a ver como está, porque no todos los corderos son igual de tiernos y eso a no ser que sea de confianza nunca se sabe hasta cocinarlo. Si vemos que le falta lo ponemos un ratito más y listo. Si optamos por el método tradicional, tardaríamos algo mas, se cuece a fuego medio con cuidado de que no se pegue por lo menos durante 1 hora y media, se aplica lo mismo que con la olla rápida...hay que ir probando... Cuando esté tierno, añadimos la sal y removemos bien.

Este plato como muchos otros gana de un día para otro, lo mejor es hacerlo el día antes, está riquísimo y no tiene ninguna complicación. Acompañar con un buen plato de patatas fritas y a disfrutar.....

Inspiración: Mamá Tere

Chocolate Blanco a la Taza

Publicado por María Alonso 07 diciembre 2013 Etiquetas: 13 comentarios

¡A mí......me ha gustado!


En esta casa no siempre llueve a gusto de todos, la entrada de hoy es para golosos, a mi marido no le da más, la foto está muy chula, pero como él dice...."¡no vale pa naaa!".... Que conste que no le gusta el chocolate blanco, pero a los peques y a mi nos ha gustado un montón, una bebida calentita para el invierno y sobre todo....¡diferente...!

Ingredientes 
 (4 tacitas)
400ml de leche
150gr de chocolate blanco
1 cucharadita de maizena
canela en polvo
Nata montada en spray
Para acompañar: Nevaditos

Preparación
Reservar un poco de la leche en un vaso para diluir la maizena. Poner el resto de la leche a calentar en un cazo, cortar el chocolate en trocitos e incorporar a la leche sin dejar de remover hasta que se disuelva por completo.

Disolver la maizena en la leche fría, removiendo bien hasta que no quede ningún grumo. Añadir a la mezcla de leche y chocolate removiendo con unas varillas para que no se pegue, seguir unos minutos hasta que espese un poco. Apartar del fuego y reservar.

Echar el chocolate caliente en una taza, espolvorear con un poco de canela y cubrir con nata. Yo en esta ocasión he utilizado nata de spray, volvemos a espolvorear con canela, y nos lo tomamos calentito con unos Nevaditos. 

Arroz Senia con Galeras

Publicado por María Alonso 05 diciembre 2013 Etiquetas: 10 comentarios

¡Riquísimo......!


La primera vez que vi las galeras fue en Barcelona, no tenía ni idea de lo que eran y la verdad es que aunque uno está acostumbrado a ver gambas, langostinos y gambones, estas familiares suyos, al ser tan blanquitas y tan raras la verdad es que dan un poco de yu-yu. El otro día las vi en la pescadería y no puede evitar comprarlas, no sabía para que...pero tenía que comprarlas...
Volveremos a hacer esta receta, mejoraremos el tema de las galeras, ya que al cocerse la carne se pega muchísimo y se deshace, pero el sabor....es increíble, por favor, probarlo porque está buenísimo, los que les guste el chuperreteo de las gambitas están de suerte... La próxima vez intentaré sacar la carne antes y hacer el caldo friendo y "machando" las cáscaras de las galeras.....seguro que está para morirse....

Ingredientes
8 galeras
1 cebolla mediana
1 diente de ajo grande
3 tomates pera pequeños rallados
1 chorrito de vino blanco
800ml de caldo de pescado
400gr de Arroz redondo
colorante (opcional)
Aceite de oliva virgen, sal y pimienta negra

Preparación
Hacer un sofrito con la cebolla y ajo, cuando esté bien picadito añadimos un chorrito de vino blanco y dejamos cocer un par de minutos. Añadimos el tomate y salpimentamos.

Tras unos minutos, añadir el arroz dar un par de vueltas para que no se pegue y añadir el caldo de pescado caliente sin dejar de remover. Si queremos echar colorante este es el momento, normalmente no suelo usarlo, pero como era para el blog, preferí que no me quedase tan blanquito el arroz. Removemos bien, bajamos el fuego, colocamos las galeras por encima y dejamos cocer tapado durante 15-20 minutos, siempre dependiendo de si usamos vitro, gas o inducción. Las instrucciones del productor son las siguientes: "unos primeros 10 minutos a fuego muy intenso y luego 8 minutos a fuego suave para que no se pase".

¡Para chuparse los dedos.....!


Tengo pocas recetas "Todo Chocolate" y esto no puede ser, he encontrado un sustituto a la Tarta Sacher, y digo sustituto porque el sabor del bizcocho y la cobertura es muy parecido pero más esponjoso y ligero, si podemos decir que todo este chocolate es....¡ligero... ;) !

Este pastel no es nada dulce, ni empalagoso, en la receta original ponía algo más de azúcar pero como me pareció demasiado no la puse toda. He utilizado para hornearlo una molde de 22x20x3cm de alto, me sobró un poquito y lo cocí en el microondas durante 6 minutos a máxima potencia, también quedó muy rico

Ingredientes
1 taza de agua hirviendo
90gr de chocolate fondant
115gr de mantequilla sin sal
1 cucharadita de esencia de vainilla
300gr de azúcar (en la receta venía 400)
2 yemas de huevo
2 claras de huevo
4 cucharadas de Licor de Naranja Sanguinelli
1 cucharadita de levadura de repostería
1 cucharadita de bicarbonato
125ml de Crema Agria(125gr de yogur griego y 1 cucharadita de zumo de limón)
250gr de harina 
Ganache:
(medidas orientativas, según nuestro gusto añadiremos más o menos nata para que sea más o menos líquido)
100gr de Chocolate fondant
100gr nata para montar
2 cucharadas de Licor de Naranja Sanguinelli (opcional)

Preparación
Partir el chocolate fondat en trozos pequeños. Poner el agua hirviendo en un bol y añadir el chocolate y la mantequilla a temperatura ambiente. Batir bien, añadir la vainilla, el azúcar y las yemas, seguimos batiendo durante un rato. Por último añadir la levadura, el bicarbonato, el licor, la harina y por último la crema agria, batimos bien para que no nos quede ningún grumo.

Montar las claras y añadir poco a poco a la mezcla de chocolate con una espátula, haciendo movimientos envolventes para que se bajen las claras lo menos posible. Precalentar el horno a 180º. Untar el molde elegido con spray Dubor y echar la mezcla en el. Yo lo horneé en un mini-horno, a 170ºC durante 30 minutos en un molde no muy alto. Si lo hubiese hecho en un molde que quedase más alto igual hubiese tardado un poquito más. En horno grande, más o menos el mismo tiempo, dependiendo del molde elegido y del horno. Lo único que hay que tener en cuenta es que al llevar chocolate este tipo de bizcochos siempre quedan un poquito más húmedos que los que no llevan. 

Una vez horneado, sacar del horno y dejar enfriar. Preparamos el ganache calentando la nata con el chocolate en trozos al baño maría o en el microondas, removemos bien hasta que el chocolate quede bien disuelto. Para mi gusto añadiría un poquito más de nata para que quedase más líquido, esto me dí cuenta porque dividí el ganache en dos y a uno de ellos le añadí licor, vi que al estar más líquido quedaba más bueno. Eso sí, si decidimos añadir más nata, hacerlo poco a poco y removiendo hasta que se disuelva, si la añadimos de golpe y fría podemos estropear el ganache. Para servir cortar en trozos pequeños y "regar" con el ganache, si decidimos usar un molde grande o de bundt, simplemente lo cubrimos por encima.....¡para chuparse los dedos!-

Inspiración: Chocolate Cointreau Fondant Cake_Life's a Feast

Solomillo de Cerdo con Higos

Publicado por María Alonso 01 diciembre 2013 Etiquetas: 11 comentarios

¡Recordando.....!


Un plato fácil, rápido y resultón para quedar bien estas Navidades, si encima lo acompañamos con una "patatinas finolis" como yo digo, ya no necesitamos mas.
Este fue durante una temporada "plato estrella", como todo en la vida las modas pasan, jeje, por eso ahora que hacía tanto que no lo comíamos nos ha sabido a gloria. Una cosa, yo la salsa para la foto la he hecho algo espesa porque quedaba mejor, pero para comer la he aligerado con leche para cubra mejor la carne y sinceramente así está más buena.

Ingredientes
2 solomillos de cerdo (1kg aprox.)
1 cebolla mediana picada
6  higos secos (para la salsa)
4/8  higos secos(si queremos para poner enteros en cada ración) (opcional)
8 cucharadas de vino oloroso
Aceite de oliva virgen, sal y pimienta negra
100ml de nata ligera para cocinar
Leche o caldo de carne para aligerar la salsa
Guarnición: Patatas Duquesa

Preparación
Cortar el solomillo en medallones de un dedo de grosor y dorar en una sartén honda casi sin aceite y reservar. Añadir un poco de aceite en esa misma sartén y pochar la cebolla hasta que esté tierna y doradita, echar el vino y dar un hervor para que evapore el alcohol, con unas tijeras cortamos los higos para la salsa  por la mitad sin separarlos del todo y echamos en la sartén.

Si queremos acompañar la carne con unos higos enteros, los añadimos también en este momento, echamos un poquito de agua o caldo de carne y dejamos cocer durante 10 minutos. Sacamos los higos de la salsa y batimos con la batidora hasta obtener un puré, si es necesario añadimos un poco de agua para que sea más fácil, si queremos también podemos batir la cebolla, entonces sólo tendríamos que sacar los higos enteros de acompañamiento y batir.

Casi antes de servir, calentamos la salsa de higos, añadimos la nata removiendo bien para que ligue, damos un pequeño hervor y ahora es cuando le añadiremos leche o caldo para dejarla  a nuestro gusto, depende si nos guste más o menos espesa. Ponemos los medallones de solomillo, salpimentamos y dejamos cocer a fuego suave unos 5 /10 minutos, depende del grosor de los solomillos, yo lo tuve el tiempo necesario para que se calentase la carne. Servir caliente acompañado de puré de patata o patatas duquesa.

Patatas Duquesa

Publicado por María Alonso 29 noviembre 2013 Etiquetas: , 10 comentarios

¡Patatas en plan fino....!


Después de mucho tiempo de ver estas patatas por la red por fin me he decido a probar a hacerlas, la verdad es que no es nada complicado y en un momento tienes un acompañamiento que queda genial con cualquiera de tus platos.
He querido darle un toque especial haciéndolas con sabor a queso, para ello he utilizado un Queso Semicurado con Romero y Orégano 
Nosotros hemos comido las patatas recién hechas, pero como nos sobraron unas pocas, las hemos comido recalentadas un poquito en el horno y también quedaron bien, no pude probar en el microondas porque ese día se me había roto... :(  , pero seguro que también quedan bien.

Ingredientes
500gr de patatas
20 gr de mantequilla sin sal
20gr de queso Semicurado con Orégano y Romero
1 yema de huevo
sal y pimienta negra

huevo batido para pincelar antes de hornear

Preparación
Cocer las patatas y escurrir bien. Es muy importante que las patatas queden bien escurridas para que nos quede un puré espeso y que al mezclar los ingredientes la patata esté caliente para que sea más fácil de trabajar. Rallar el queso, con un rallador grande es suficiente.

Machacamos con un tenedor la patata, yo como era un poco dura y tenía prisa lo hice con el pasapuré, eso sí ¡nunca con la batidora!. Echamos la mantequilla, la yema de huevo, el queso rallado y salpimentamos, mezclamos bien.

Precalentar el horno a 180ºC, calor arriba y abajo, poner el puré en una manga pastelera con boquilla rizada e ir poniendo montoncitos rizados de puré en una bandeja de horno con papel de cocina. El puré tiene que estar templado para facilitar el proceso, en mi caso como ahora hace tanto frío, se me enfrió un poco y rompí una manga por apretar demasiado.

Pincelamos con cuidado con un poco de huevo batido y horneamos a 180ºC durante 15/20 minutos, como siempre dependiendo del horno debemos revisar los tiempos. Servir calientes.

Inspiración: Patatas Duquesa _Webos Fritos

Pan de Centeno con Masa Madre de Centeno de Ibán Yarza

Publicado por María Alonso 27 noviembre 2013 Etiquetas: 13 comentarios

¡Por fin.....Masa Madre!


Hoy la receta viene al final, copiada y con enlaces al vídeo de Robin Food, esta entrada es más de reflexiones, experiencias y opiniones. Estoy reescribiendo ahora porque después de hacerla me he dado cuenta de que a mucha gente esto del pan y de la masa madre le sonará a chino, por eso recomiendo "conocer" a Ibán Yarza y probar el "pan verdadero", merece la pena por el sabor y por la satisfacción que da hacerlo, que nadie se asuste que es más fácil de lo que parece..... ahora sí...la entrada como la había escrito al principio.....

....Hace ya "muchos años" descubrí el blog de Ibán, en aquellos tiempos no imaginaba que este chico iba a suponer una revolución en el "Mundo Panarra" como el dice. Intenté hacer masa madre una vez y no salió, pero el otro día volví a ver uno de sus vídeos y a pesar de que hace un montón de frío no pude evitar intentarlo.

Ahora este "Chico Panarra".....¡ha publicado un libro!, el otro día estuve mirándolo y tuve que hacer serios esfuerzos por no comprarlo, me lo quieren regalar y tengo que tener un pelín de paciencia. Mientras me consuelo con sus vídeos, la verdad es que da gusto oírle hablar, es difícil resistirse a hacer pan escuchándolo, ha hecho varios programas con David de Jorge que son una pasada.....

Pues nada, después de que el otro día me quedase embobada viendo el vídeo de pan de centeno 100% con masa madre de centeno me decidí hacerlo. Más con miedo que con otra cosa porque hace un frío que pela y eso no es nada bueno, pero me armé de valor y con mi hijo Iyán me puse manos a la obra. Importantísimo....¡paciencia y tranquilidad!, fui capaz de no hacer nada el segundo día, y de no desesperarme cuando veía que aquello parecía que no burbujeaba. Creo que me adelanté un poco y debería haber esperado un día más, fui previsora y aunque preparé mi masa madre con la mezcla del 5 día, seguí alimentando la mezcla un par de días mas y me he guardado otra un poco más burbujeante para la próxima vez. 

Los tiempos que yo he usado para hacer este pan, han sido diferentes básicamente porque ahora en pleno noviembre hace mucho frío, por eso lo mejor es ir observando, en principio se intentará hacer según los tiempos marcados en la receta, y luego ya según veamos. Eso sí....importante buscar el sitio más cálido de la casa, ese día Iyán hizo las tareas con un pan levando a su lado....jaja..

Ibán recomienda no probar el pan hasta el segundo día, yo lo abrí el primero para la foto y para probarlo y notar la diferencia, lo envolví en un paño y ahí está esperando para probarlo...

Receta: Copiada integramente de la página de Robin Food

Antes de empezar: yo no puse miel y puse una mezcla de semillas, por lo demás lo dejo en manos de Ibán y David, el vídeo es la mejor manera de hacerlo.

MASA MADRE DE CENTENO
Día 1. Mezclamos en un botecito un poco más de agua que de harina integral de centeno hasta obtener un puré denso. Lo dejamos reposar 2 días a temperatura ambiente (que no haya mucho frío)
Día 2. No hacemos nada nada.
Día 3. Quitamos un par de cucharadas de la masa y añadimos harina y agua hasta volver a alcanzar la consistencia de puré, revolvemos y esperamos otro día.
Día 4, 5, 6, 7… Igual que el día 3. Hasta que consigamos que la masa sea capaz de doblar su volumen en pocas horas y el olor sea limpio, ácido y alcohólico.
Una vez lista, la usamos o la guardamos en la nevera en su bote.

PAN 100% CENTENO
Para 2 moldes cuadrados de bizcocho 22 cm.
Primer paso 22:00 h
10 g de masa madre de centeno (media cucharada sopera)
85 g de harina integral de centeno
85 g de agua tibia
Segundo paso 9:00 h
180 g del primer paso
180 g de harina blanca de centeno
180 g de agua tibia
Quitamos 50 g de reserva y con el resto hacemos la masa.
Para el pan, 13:00 h
490 g de masa madre activa
490 g de harina blanca de centeno
490-520 g de agua, según absorción de harina
40 g de miel
16 g de sal
(Opcional, 15 g de levadura de panadero, 5 g de la seca)
(Opcional, 250 g de pasas y nueces; o bien de semillas; o bien de orejones y avellanas; o bien de higos secos y con semillas de hinojo molido; etc.)
Se mezcla todo bien en un bol con la mano, consiguiendo un barro pegajoso, imposible de amasar en una mesa.
Se enaceitan dos moldes de bizcocho de unos 22 cm y se llenan hasta poco más de la mitad.
Se pone a fermentar a temperatura ambiente (que no haga ni frío ni calor, unos 25º es ideal).
Cuando la masa alcanza el borde del molde se mete al horno calentado a 250º c. Pasados 10 minutos se baja a 200ºc y se continua la cocción otros 50 minutos más, (un total de unos 60-65 minutos).
Se saca del molde con cuidado y se deja enfriar en una rejilla.
Una vez frío, se envuelve en un paño o papel y se deja reposar un día antes de cortarlo.

¡Redescubriendo la bechamel......!


Cuando dije que me había dado por la bechamel era cierto. La verdad es que cuando me entusiasmo con algo no tengo control...lo reconozco... :)
Una manera genial de comer verdura....para todos... Tengo unos hijos que son unos santos, la verdad es que comen de todo, incluso a veces que las cosas me salen mal....porque sí que me salen mal...alguna vez, se lo comen.... Le dan a todos los palos, dulce....salao....internacional...tradicional, y comen como limas, quien los conoce sabe que no miento, no tengo queja, su único problemilla es con el "verde", yo no se que tendrá ese color pero siempre arrugan la nariz....
En fin, tampoco es mayor problema porque en mi casa se come lo que hay y no me valen lloros ni historias, a ellos se lo digo muy a menudo, "es normal que os gusten unas cosas más que otras, y el día de mañana comeréis lo que más os guste....pero ahora...hay que comer de todo.."...¡palabra de Mamá! y no hay más discusión, me niego a que el día de mañana mis niños con 40 años estén apartando la cebolla, el pimiento o lo que sea y que miren y remiren un plato antes de comer, se que hay mucha gente así y la respeto, es imposible que a todo el mundo le guste todo, pero yo intentaré que mis hijos no lo hagan...por lo menos ahora...jeje....

Ingredientes
200gr de espinacas cocidas
6 lonchas de bacon ahumado
50gr de uvas pasas
Bechamel:
50gr de mantequilla sin sal
50gr de harina
400ml de leche calentita

Pan rallado 
1 huevo

Preparación
Poner las pasas en un bol cubiertas de agua. Cocer las espinacas con agua y sal y escurrir. Picar en trozos pequeños si no son picadas. Yo las hice frescas por eso tuve que picarlas bastante. Si no nos gustan mucho podemos poner menos espinacas. Cortar el bacon en trocitos y dorar en una sartén, incorporar las espinacas y las pasas escurridas. Dejar cocer durante unos minutos. 

Ponemos a calentar la mantequilla en un cazo, cuando empiece a burbujear añadimos la harina removiendo todo el rato con unas varillas, bajamos el fuego y seguimos así un par de minutos para que se haga la harina. Añadimos la leche tibia poco a poco sin dejar de remover y cocemos nuestra bechamel durante unos 10 minutos a fuego suave sin dejar de remover.

Escurrimos las espinacas, el bacon y las pasas y las incorporamos a la masa, removemos para que la bechamel tome sabor y rectificamos de sal, pasar a una fuente tapar con papel film tocando la superficie de la masa y dejar enfriar, yo lo dejo de un día para otro en la nevera.

Momento Croqueta, para mi es el más tedioso de todos...hasta hoy, con decir que llevo haciendo croquetas de varios tipos una semana entera..... Preparamos un plato hondo con el pan rallado, otro con el huevo batido y dos tenedores y el cuenco de la masa. Con dos cucharas medianas haremos las croquetas, tomamos una porción de masa con una cuchara y con la otra aplastamos un poquito dándole forma redondeada pasándola varias veces para que se asiente la masa, con ayuda de esa cuchara, la dejamos "caer" en el huevo, damos un par de vueltas y escurriéndola un poco la ponemos sobre el pan rallado. Ahora con un tenedor le damos una vuelta, ponemos un poco de pan rallado en nuestra mano y ponemos la croqueta sobre ella, espolvoreamos con pan rallado y damos la forma final apretando un poquito para que se pegue en pan, realmente es fantástico, apenas te ensucias las manos y una vez que pillas el truquillo las haces en un momentín...

Preparar el aceite bien caliente y freír hasta que veamos que está dorada. Yo no soy de freidora, sólo tengo una de medio litro que compré hace tiempo para freír puntillitas y no morir en el intento, la he desempolvado y cuando quiero hacer algún frito la uso, ya que para estas cosas el como mejor queda.

pincha en cada imagen para acceder a su página
Top food blogs
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas

Silkomart